Ir al contenido principal

Entradas

Sí, la discriminación por ser mujer existe

Sí, es 2017, pero la discriminación por ser mujer todavía existe. La discriminación por ser mamá todavía más.

Quizá no sea palpable a primera vista. Pero si miras más allá y profundizas la ves.

Reconozco que hasta hace pocos años apenas lo había sentido.
Algún enfrentamiento con algún profesor un tanto machista, tener que tragar alguna que otra palabra inadecuada tristemente disfrazada de piropo, o estar obligada a volver a casa acompañada y con miedo cuando es de noche.

Cambiar de acera por miedo cuando sientes a alguien detrás, discutir con familiares que te dicen que tu profesión es de hombres o tener que demostrar más en ciertas situaciones sociales para que te tengan en cuenta.




Sí, ser mujer te hace tener que afrontar situaciones a las que raramente cualquier hombre tendrá que hacer frente.

Pero todo esto queda muy pequeño en el momento en el que decides ser madre.

En el tema laboral seguimos teniendo una situación cruel como mujeres y como madres.
Sí, yo he sido menospreciada en ent…

Ser madre de un niño de 3 años es decidir qué batallas vas a encarar

Lo digo tal y como lo pienso: "ser madre de un niño de 3 años es decidir qué batallas quieres luchar".

Seguramente las que tengáis churumbeles de esta edad ya os estaréis imaginando a qué me refiero. A esta edad es complicado gestionar las emociones de los niños. Hay muchas cosas a lo largo del día que te gustaría cambiar. Quizá quieras enseñarle demasiadas cosas de golpe al niño. Quizá estáis en dos mundos demasiado alejados.

Y llega un momento en el que piensas que no quieres estar todo el día diciendo que así no se hace algo. Que no hay que gritar por la mañana. Que no hay que jugar a la pelota dentro de casa. Que no hay que subirse a la mesita. Que el ordenador no se toca. Que hay que tratar con cuidado a tu hermano. Que no, que no, que no... Todo el día se convierte en una secuencia de advertencias interminable.

Y todas esas advertencias se quedan en nada para tu hijo. Sí, él se ha inmunizado de tantos "no" al cabo del día. Y ya no sirven para nada.

Quizá alg…

Cómo preparar la habitación del bebé

Hoy (con mis nenes ya más mayores) os voy a hablar de cómo preparar la habitación del bebé (según mi experiencia). Quizá una de las cosas que más nos planteamos los padres cuando vamos a ser primerizos y vemos la tripa ya a punto de explotar, pero que tal vez sería una de las cosas a las que menos atención deberíamos prestar. Simplemente porque los bebés no son tan exigentes con estas cosas como nosotros nos pensamos. Sus necesidades son otras, ya lo verás...

Quizá os choque esta entrada. Es posible que si vas a tener un bebé hayas visto en un montón de revistas de decoración diferentes opciones, y esta que te propongo te suene demasiado diferente a lo que esperas encontrar. Aun así, como para gustos están los colores, no quería pasar sin escribir esto.


Consejo 1: no prepares la habitación del bebé Así, nada más empezar. ¿Y por qué no hacerlo?. Simplemente porque un bebé no se vale por sí mismo y lo vas a tener pegado a ti todo el día. En serio, 24 horas.

Va a dormir en tu habitación…

Así comienza nuestro año

Hace un montón que no escribo... el día a día me supera a veces.

Este año lo hemos comenzado bastante bien, por fin retomando las rutinas (las vacaciones están bien pero ya teníamos ganas de volver a la marcha).

El mayor ya tiene 3 años y medio (¡no me puedo creer lo rápido que pasa el tiempo!) y está hecho, como diría mi abuela, un buen mozo. Es muy divertido estar con él: habla muchísimo (y es muy especial descubrir su peculiar forma de ver el mundo) y juega, corre... es un niño intenso, que necesita mucho rato de deporte y parque todos los días, porque tiene muchíiisima energía. Aun así sigue siendo tierno como pocos, sensible y muy cariñoso.

El bebé tiene ya 14 meses y medio. Todavía no anda, de momento arrastra el culo y se pone de pié sólo si hay algo donde agarrarse. Hasta ahora había sido muy tranquilo y se conformaba con todo. Un bebé increíblemente fácil (tanto que a veces casi pensaba que no era normal). Pero ahora, de repente, ha despertado su genio. Se abre paso entre lo…

Organizando rutinas en casa con niños

Ya os contaba que desde que nació el mayor, el caos se había apoderado de nuestra casa. Todo era complicado, ir a dormir o comer se convertían en momentos de tensión y teníamos una sensación de que nos faltaba tiempo para las cosas más básicas que nos asfixiaba. No había tiempo para cada uno, ni para la pareja, ni siquiera para hábitos de lo más básico (¿quién necesita ponerse crema o peinarse?). Apenas nos daba tiempo a trabajar las horas necesarias y a cumplir más o menos con las responsabilidades familiares.

Con la llegada del pequeño esto había ido a más, y las montañas de ropa sucia se acumulaban en casa, la comida basura invadía cada vez más nuestra nevera y los trastos y juguetes se apilaban en los rincones. Os pareceré exagerada, pero la sensación de caos total nos estaba afectando.

Y el caso es que... hemos estado poniendo orden. Para cuidarnos más, tener cada uno nuestro sitio y nuestro tiempo, y relajarnos y vivir mejor. Os cuento todo...

Las benditas rutinas Nosotros nunca…

Hoy estamos cansados

Contigo nada ha sido nunca fácil. Desde que llegaste, segundo a segundo, sin un día de descanso, sin bajar la guardia.

Y es duro...

Nos pones a prueba, exploras dónde están los límites. Y los superas. Y sigues. Hasta que no podemos más.

Corres y saltas hasta que nos llevas al límite del agotamiento.
Salimos a pasear todos los días, recorremos varios kilómetros medio jugando medio corriendo. Y cuando llegamos a casa los únicos cansados somos tus papás.

Nos turnamos por la tarde para cansarte: primero al parque con mamá, luego al fútbol con papá, a jugar a pillar con mamá, en bici con papá... y aun así no gastas ni una pequeña parte de toda esa energía que se acumula en tus piernas. Y acaba saliendo. Esa energía sale antes o después.

Pensamos que es buena idea hacer ejercicio para cansarte, pero parece que sólo sirve para entrenarte y que cada vez aguantes más, corras más rápido, consigas saltar más alto y escalar los muebles hasta el techo. 

De repente parece que todo el deporte que…

La guardería no es adecuada para todos los niños

Ahora que llega el comienzo del curso, me he dado cuenta de que tengo esta entrada guardada desde la primavera pasada. Creo que puede ser interesante para reflexionar un poco acerca de las guarderías.

----------------
Hoy os cuento... que tengo un sabor agridulce respecto a la guardería.

Mi mayor va a la guardería desde que tiene un año. Ha cambiado por 3 guarderías diferentes en todo este tiempo (por traslados, etc.). Y siempre he confiado en que allí se lo pasaba bien.

Hoy he podido participar en una actividad que montan en la guardería del mayor, y en la que cada día un papá puede ir a la guardería y pasar el día con ellos. Y reconozco que, aunque he salido contenta, ... me ha dado mucho que pensar.



Y es que he podido ver con mis propios ojos muchas cosas que antes desconocía completamente. Unas malas y otras muy buenas.
Os dejo mis impresiones:


1) La guardería no es adecuada para todos los niños La mayoría de los niños han estado jugando conmigo y con los demás compañeros muy a …