Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Primeras semanas de embarazo

Mis primeras semanas de embarazo fueron fantásticas. Lástima que no duró demasiado.

No siempre se tienen los síntomas de embarazo. No es bueno ni malo tenerlos o no, simplemente es cuestión de cómo se adapta el cuerpo al torrente de hormonas que pasan por nuestra sangre y a ese "extraño" que ahora crece en nuestra tripa.

Yo no tuve ningún síntoma hasta la semana 8 de embarazo. Pocos días antes, en la primera visita a la matrona, cuando me preguntó cómo me encontraba le dije que genial. Yo en ese momento aun pensaba que iba a ser así los 9 meses. El caso es que apenas 3 días después me empecé a encontrar fatal, sensación que duró casi 2 meses...

Así pues, hasta la semana 8 aproximadamente, todo fue fenomenal. Desde que confirmamos el positivo del embarazo empecé a tomarme las cosas con más calma. Dejé el gimnasio y me dediqué a descansar mucho más, a dormir todos los días lo que debía, a hacer largas andadas por la mañana y por la tarde y a cuidar mucho lo que comía (más frut…

Primera visita al ginecólogo en el embarazo

El 27 de Diciembre tuve la primera visita al ginecólogo tras confirmar el embarazo. Por lo que he leído, en algunas comunidades esta primera visita se hace a las 12 semanas, así que me alegro de que a mí me hubieran mandado a las 8 esta primera visita. Esa visita nos tranquilizó mucho y resolvió muchas dudas.

Fue bastante emocionante. La verdad es que no tenía grandes expectativas con esta visita. Pensaba que iba a ser una visita muy rutinaria, pero estuvo fenomenal.

Lo primero que quería era conocer a mi nuevo ginecólogo que va a seguir todo el embarazo. Hasta ahora habían estado pasándome de un ginecólogo a otro: en cada visita, me daban cita con uno nuevo. Lo bueno del embarazo es que un único médico lleva todo el proceso ¡menos mal!. El caso es que ninguno de los otros 5 que me habían visto anteriormente tenían hueco en la agenda al ir a pedir hora en la fecha que me tocaba, así que me habían asignado a otro nuevo. Tenía ganas de conocerlo y ver qué tipo de médico era. Había leído…

Primera visita a la matrona en el embarazo

Imagen
Os voy a contar cómo fue mi primera visita con la matrona tras confirmar el embarazo.
La matrona juega un papel muy importante en el embarazo. Es una persona cercana que lleva el control  rutinario del embarazo y que resuelve las dudas.
La relación con el ginecólogo es cercana, pero la matrona es esa persona con la que se puede pedir cita de un día para otro y bombardear a preguntas y que tiene una santa paciencia para contestar a todo con una sonrisa.

La primera visita con la matrona me la dieron cuando estaba de 7 semanas. Estoy llevando el embarazo por la Seguridad Social, así que me citaron en mi centro de salud. Fue una visita sencilla pero estuvo bien. Lo que la matrona hizo en esta primera visita fue básicamente informarme de todo lo que debía saber, un pequeño control rutinario y abrir la cartilla del embarazo.

Lo primero que hizo fue preguntarme todos los datos personales: qué hago en el trabajo, antecedentes familiares de ciertas enfermedades en ambas familias, medicamentos …

Primera visita al médico tras confirmar embarazo

Miércoles, 5 de Diciembre. Tras haber confirmado una par de días antes con un test casero el embarazo, llega el momento de ir al médico. Había estado allí apenas un mes antes para una revisión rutinaria, y al contarle que estaba buscando el embarazo me había dado unas pastillas de ácido fólico. Ya me advirtió que en cuanto confirmara el embarazo volviera de nuevo para que me cambiara las pastillas por unas de ácido fólico y yodo y me enviara a los diferentes médicos que debían controlar el embarazo. Según me comentó hay muchas mujeres que esperan bastante a esta primera visita al médico y eso no es bueno, lo ideal es acudir al médico de cabecera en cuanto se confirma para que lleve el control desde el primer momento...

La revisión con el médico muy bien. Mi médico de cabecera es muy majo y además amigo de la familia, así que enseguida nos felicitó y se alegró por la noticia.
Pesarme, tomar la tensión y cambiar las vitaminas, ahora tomaría unas que llevan en la misma pastilla el ácido …

Aquí empezó todo

Aquí es cuando empezó todo: Día 3 de diciembre, 7 de la mañana, ojos llenos de legañas, intentando hacer pipí en un palito de plástico, y con los nervios a flor de piel. Según las instrucciones la prueba tarda 2 minutos en dar el resultado. Los segundos pasan despacio... ¡nunca 2 minutos habían sido tan largos!

Un par de días antes, justo cuando me tenía que venir la regla, había notado un pequeño sangrado, apenas unas gotitas. Decepcionada, otra vez, me puse una compresa. Otro mes lo habíamos intentado y otro mes pasaba sin lograr el deseado embarazo. Pensamientos estúpidos de "a este paso se me va a pasar el arroz" y de "¿cómo puede ser que cualquier golfa se quede embarazada una noche del primer tío que pilla y nosotros estamos venga a poner todo de nuestra parte y no hay manera?".
Pero al día siguiente ya no hubo más sangre. Ni al otro. Los nervios vuelven, porque recuerdo algo que leí del sangrado de implantación que me recuerda esta situación. Después de leer…