Ecografía de las 16 semanas de embarazo

A las 16 semanas y 4 días de embarazo, nos fuimos a hacer una ecografía. Yo estoy llevando el embarazo por la seguridad social, pero, tras unos resultados del triple screening que no eran demasiado malos, pero tampoco eran totalmente tranquilizadores (ya hablaré de esto en otro rato casi mejor...) decidimos que nos íbamos a quedar mucho más tranquilos haciendo una buena ecografía, en la que pudiéramos ver al pequeñajo bien, y que le miraran bien el corazón, y todo lo que a las 16 semanas se dejara ver. Sabemos que hay que esperar a la de las 20 semanas, pero la tranquilidad que da ver que todo va bien hasta ese momento es inmensa. Así que buscamos un buen centro privado (a través de recomendaciones) y pedimos cita.

Esta ecografía de 16 semanas, bastante en detalle, y que duró una media hora, nos costó 120€. Los precios suelen ir por ahí. Una ecografía normalita cuesta en este centro 65 euros, y una morfológica como la nuestra (más rato y mirando todo, pero que tiene que hacerse a partir de estas semanas que ya es un pelín más grande) sobre los 120 euros. Nos hicieron una ecografía similar a las de las 20 semanas, pero claro, era más pequeñito el churumbel y alguna cosita no se veía bien del todo.

Salimos encantados: no pensaba que íbamos a poder ver todo tan bien. En la de las 12 semanas apenas pudimos ver nada, y en esta en cambio se veía genial, a pesar de que no paraba de moverse y de poner las manitas tapándose. La cabeza, el corazón y el flujo de sangre, los brazos, manos y pies, la columna, la cara completa, ... vamos, de todo. Comprobaron que las medidas eran normales, que el corazón latía correctamente y el flujo de la sangre, que no le faltaba ningún órgano y que todos parecían normales, que se movía (¡y vaya que si se movía!), que la placenta estaba bien y el cordón umbilical también, ... en fin, que en un ratito nos miraron bien al detalle todo y nos quedamos super tranquilos.

Ya nos avisó la ginecóloga que el mejor momento para la ecografía era la semana 20, que en la semana 16 no pueden ver la translucencia nucal como en la semana 12 (aunque sí que ven el pliegue nucal, que es otro parámetro similar pero no tan fiable) y que todavía no había crecido tanto como en la semana 20, en la que al ser más grande se veía mejor.
Pero la verdad es que en la semana 16 se ven ya muchas muchas cosas, y es una ecografía  que  tranquiliza y te aseguras de que, lo que se ve hasta este momento, está correcto.

Además, ya sabemos el sexo de nuestro pequeñín: estamos esperando un niño. Eso sí que se veía perfectamente. Aquí os lo presento, con 16 semanas:


Comentarios