Pensando en hacer las primeras compras del bebé

Pensábamos que haríamos las primeras compras del bebé cuando llegara la primavera, en abril o mayo. Era un buen momento en el que aun faltarían unos meses para la llegada del bebé y podríamos hacer las compras con mucha calma, estando yo aun bien y con el tiempo suficiente para encargar todo (me han dicho que los carritos de algunas marcas tardan unos 2 meses en traerlos!). Era un momento prudente para comprar todo tranquilamente y tenerlo a tiempo en el peor de los casos (que sería que naciera prematuro).

El caso es que hasta ese momento teníamos algo de dinero destinado a ese fin en el banco. Peeero... con el tema de Chipre y el convencido pensamiento de que eso mismo que les está pasando a los chipriotas nos va a pasar antes o después en España, hemos decidido que no es buen momento para tener dinero en el banco. Así que hemos aprovechado esta semana para amortizar un poco de hipoteca y decidir fundirnos el dinero ahorrado cuanto antes. Así cuando vengan los señores de traje negro y corbata a robarnos a nuestras cuentas corrientes al menos encontrarán menos donde robar, jeje. De esta forma no tendremos casi dinero en el banco, pero tendremos un maravilloso carrito, una fantástica cuna y una flamante silla de coche en casa en poquito tiempo.

La gran sorpresa... ¡esto de los artículos de bebé es un mundo!, y un mundo complicadísimo. Por ejemplo, hay carritos de 2-3 piezas desde 300 hasta 1.500 euros, y es imposible acertar cuál es mejor: unos pesan menos, otros se pliegan de una forma u de otra, otros tienen ruedas grandes, otros se gira la sillita hacia la mamá... cada uno tiene un sistema de sujección de una forma, cada uno tiene un tamaño, los tejidos de cada uno son diferentes, la estructura es de una forma... la lista de características a valorar parece crecer cuanto más miras. Encima, en este ejemplo del carrito, me he dado cuenta de que depende muchísimo de cada persona: cada uno agradece unos detalles u otros. Así pues, lo primero que nos hemos planteado es hacer una pequeña lista con las características imprescindibles y las deseables. Mientras tanto, tengo la sensación de ir un poco a ciegas en la elección.

Con la cuna pasa parecido. En nuestro caso queremos una cuna de colecho (esas cunas que se juntan con la cama de los padres). ¡por lo menos hemos escogido la modalidad, jeje!. En este caso además del modelo tenemos que escoger dónde comprarla, porque la diferencia de precio entre unos sitios y otros es considerable.

Respecto a la sillita de seguridad del coche tenemos que pensarlo aun. Hay algunos carritos que ya vienen con el grupo 0+ incorporado, y de todos modos igual es una de las cosas que podemos heredar de los sobrinos.

Luego hay gran cantidad de cositas pequeñas: biberones, cambiador, bañera, sábanas, algún mueble pequeño.... que no cuestan mucho dinero pero son taaantas taaantas cositas que al final va a suponer un desembolso bastante considerable. Estas cosas las vamos a dejar casi hasta el último momento, ya que muchas seguro que las heredamos, otras es fácil que nos las regalen los conocidos, etc. Además, al no suponer un desembolso tan grande no hay que pensárselo tanto y las suelen tener en las tiendas sin necesidad de encargo previo. Aquí sí que queremos hacer primero una buena lista de lo que necesitamos, porque me da la sensación de que gran parte de los artículos de bebé de las tiendas luego son cacharros que no se usan apenas. Así pues, compraremos lo imprescindible al principio y si luego vamos viendo que hay alguna de las otras cosas que nos puede ser útil ya iremos ampliando sobre la marcha.

En total, la "cuenta gorda" (y espero que muy muy conservadora) que hemos hecho es que 2.000-3.000 euros nos vamos a dejar entre una cosa y otra.

En fin, que comenzamos la ronda de mirar y comparar mucho antes de lo esperado, con la esperanza puesta en tener buen ojo y comprar sólo lo imprescindible. ¡os iré contando!

Relacionados:

Comentarios

  1. Hola guapa,

    Esta es otra de las cosas que siempre me pregunto yo ¿Cuanto se gastará? ¿Que es realmente imprescindible? ¿Qué carrito es mejor? Y así jaja.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!