Semana 20 de embarazo

Por fin hemos llegado a la semana 20: justo la mitad del embarazo.

El camino recorrido hasta aquí se ha hecho largo, muy largo. Parece que el tiempo no pasa cuando estás esperando. Pero ahora de repente, todo cambia, la cuenta atrás empieza a tomar más sentido y todo se hace más palpable.

Esta última semana ha habido una novedad importante: ya he podido sentir la bebé segura de que era el bebé. Las semana anterior (semana 19 de embarazo) ya lo había notado, pero en ese momento aun no estaba segura de que eso fuera el bebé. Ahora sí, no hay ninguna duda. Se mueve varias veces al día, sobre todo después de las comidas, y con bastante más fuerza que las semanas anteriores. Noto como se gira y también algo que parecen patadas (o cabezazos, a saber, jeje). Es verdad que da mucha tranquilidad notar que se mueve, y saber que sigue ahí y que está bien. Es una sensación muy bonita, indescriptible...

La tripa sigue creciendo de forma descomunal. Creo que no es normal semejante tripa con sólo 20 semanas de embarazo, aunque igual al ser pequeñita y delgada es que el efecto visual parece mayor. He empezado a tener problemas serios de vestuario (¿por qué me compraría estos años pasados tanta ropa ajustada?). Parezco una bola ya, y a nadie le queda la menor duda de que estoy embarazada, aunque lleve ropa ancha. Incluso algunos al preguntarme de cuánto estaba me han preguntado si son gemelos... en fin, que espero que ahora crezca de forma más moderada, porque sino no sé dónde me voy a meter en agosto. El ombligo me empieza a hacer cosas raras (se ha puesto casi a ras). Hasta ahora no había cogido peso, y de repente en 3 semanas creo que me he engordado del orden de 2.5 kg.

Respecto a sensaciones, es curioso: entre la tripa y notar los movimientos, ahora ya puedo decir que me siento embarazada. Hasta ahora no lo había asumido del todo. Es algo que está ahí y lo sabes pero que no lo sientes. Era una sensación de estar enferma y cansada pero poco más. Ahora empiezo a ser realmente consciente de la vida que se está desarrollando dentro de mí.

Ahora empezamos la siguiente semana, que esperemos que sea tranquila. Nos espera la ecografía de las 20 semanas. Y la verdad que la espero con ganas pero también con algo de miedo y nervios por que todo esté bien. Si en esta ecografía sale todo bien nos podremos olvidar del ginecólogo una temporadita (las siguientes visitas son sólo con la matrona). Esta es la ecografía más importante de todo el embarazo, ya que se confirma si se ha formado todo bien o si hay algún problema. Luego sólo nos quedará la última, que ya es de control para preparar el parto.

Por lo demás, el embarazo sigue igual: me canso enseguida, aunque ya he podido salir más a menudo a hacer mini-paseos andando; y aun tengo algún que otro mareo por las mañanas, pero sin importancia. Hemos empezado a pensar que tendremos que empezar a mirar carritos y cunas con calma: hay muchos modelos que comparar y tampoco quiero agobiarme a última hora. El nombre del bebé aun no lo hemos decidido y lo tenemos un poco en punto muerto.

Bueno, sólo me queda cruzar los dedos hasta el martes, que es la ecografía. ¡Si todo sale bien tendremos que celebrarlo!

Comentarios