Visitas a la matrona durante el embarazo por la Seguridad Social

La matrona juega un papel fundamental en el desarrollo del embarazo, ya que es la encargada de las visitas rutinarias cuando todo va bien. Estas visitas a la matrona se complementan con las visitas al ginecólogo, que son menos frecuentes y más específicas (para pruebas concretas). En cambio la matrona hace un seguimiento más regular y está siempre más dispuesta a contestar a las preguntas y aclarar las dudas.
Yo estoy llevando el embarazo por la Seguridad Social, y las visitas a la matrona son cada mes o dos meses, empezando en la semana 7 del embarazo.

Las visitas a la matrona que se hacen a lo largo del embarazo suelen ser tranquilas. En mi caso la matrona no tiene el estrés que suele rodear al resto de médicos, y puede dedicar un tiempo a hablar tranquilamente y a contestar a todas las dudas.

Hace tiempo ya os comenté cómo había ido mi primera visita con la matrona una vez confirmado el embarazo. Ahora os cuento cómo fueron la segunda y la tercera visita con ella, y lo que me ha comentado de las siguientes visitas que tendré.

La segunda visita con la matrona fue bastante rutinaria. En ese momento estaba de 11 semanas. Para empezar me pesó y me tomó la tensión. En todas las visitas con ella es lo primero que hace y que apunta en la cartilla del embarazo para ver la evolución. Después, como me había pedido llevar un frasquito de orina hizo un análisis rápido metiendo un palito para asegurar que no tuviera infección de orina. Me preguntó qué tal me encontraba y me dio un par de consejos más y me dio cita para la tercera cita.

Visita a la matrona en el embarazo. Seguridad SocialLa tercera visita con la matrona fue ya mucho más emocionante. Estaba ya de 18 semanas. Empezamos de nuevo pesando y tomando la tensión. Y después... tocaba escuchar el corazoncito del bebé. Cierto que después de verle en una ecografía esto no se luce tanto, pero aun así hace mucha ilusión oirle latir como caballos desbocados.

La siguiente visita con la matrona será en la semana 23 del embarazo. Ya me explicó que en esa visita me mandaría a realizar el test de glucemia (el del azúcar) y me lo explicaría todo, y volveríamos a escuchar al bebé (y a pesar y a tomar la tensión, jeje). También me comentó que más adelante me daría cita, en el mismo centro de salud, para empezar con las clases de preparación al parto, pero de momento aun es muy pronto para eso.

Comentarios