28 semanas de embarazo

¡Otra semana más que sumamos a este largo camino! Ya hemos llegado a la semana 28.

El peque ya debe pesar algo más de 1 kilito, y se supone que está empezando a engordar muy rápidamente. Este tercer trimestre es básico para que coja algo de peso y fuerza, aunque ya está formado. Si naciera ahora aun sería muy prematuro, pero tranquiliza mucho saber que cada semana que pasa va teniendo más posibilidades de salir adelante y que ya nos estamos acercando al momento de verle, aunque aun queden muchas semanas.

Cada vez lo noto más fuerte. Da patadas de esas que parece que la tripa rebota, y, cuando alguien pone la mano en la tripa se lleva una bien fuerte, "jeje, pa que vuelvas". También va cambiando de posición o no sé muy bien qué hace, porque a veces se nota un gran bulto en un lado de la tripa que se va desplazando.

Esta semana he seguido con el pilates (ya un poquito más fuerte que al principio) y con las clases de preparación al parto, en las que hemos terminado de ver el tema de la lactancia. Seguimos con los paseos casi diarios, pero esperando ya que llegue el buen tiempo, porque los abrigos ya me quedan demasiado ajustados y o voy super embutida o tengo que llevarlos con la cremallera abierta. No es plan... pero ¡es que ya estamos casi en junio! ¿por qué este frío? No me quiero comprar otro abrigo para tan poco tiempo.

Me he pesado y ¡sólo he engordado medio kilo el último mes!. Así pues, esto está ya controlado. Como mucha cantidad y mil veces a lo largo del día, pero solo cambiando algunos alimentos he visto que esto va mejor. Así que creo que me libro de los chistes de gordas en la próxima visita a la matrona... La verdad es que también me siento algo mejor en este sentido. Antes de cambiar la dieta me sentía muy pesada y menos ágil, y ahora, aun llevando un mes más encima me noto un poquito mejor.

Y ya me ha empezado el síndrome del nido... De repente me he dado cuenta de la cantidad de cosas que necesitamos para cuando llegue el bebé. Quiero comprar sólo lo necesario, pero ¡hay una lista enorme de cosas necesarias!. La mayoría son cositas pequeñas, que espero arreglar con una visita al super, otra a la farmacia y otra a la tienda de bebés. Pero me gustaría tener los básicos imprescindibles para cuando lleguemos al 7º mes, por si acaso. A ver si saco un rato y pongo por aquí la super lista de cosas que estoy preparando.

Esta semana vuelvo a tener cita con el ginecólogo, que no lo veo desde la semana 20 y porque tuve suerte y me hizo él la eco. No tengo ni idea de qué me va a hacer en esta visita, así que ya os contaré qué tal.

Comentarios