Ir al contenido principal

El embarazo reconciliador

El embarazo es también un momento de reflexión, de ir un poquito más allá. Es un periodo reconciliador con todo aquello que somos y que nos rodea.

Nos reconciliamos con nuestra esencia de mujer, dándonos cuenta de lo fuertes que podemos llegar a ser, de lo que significa ser dadoras de vida, de lo romántico de una escena de una mujer dando el pecho o acariciándose una tripa de embarazada, de lo diferentes que somos de los hombres en todos los aspectos y de que, ahora más que nunca, ¡nos encanta ser mujeres!

Nos reconcilia con nuestro cuerpo, y dejamos de preocuparnos por ciertas cosas y nos sorprendemos de que de repente ya no nos importa lo más mínimo estar llenas de estrías, que cojamos muchos kilos de más, salgan cartucheras, o se hinchen los pies, con tal de que al pequeño no le falte de nada. Una belleza especial invade a las embarazadas y hace que brillen como nunca antes lo habían hecho. Descubrimos la belleza en otros patrones muy diferentes de los estereotipos desfasados que nos venden las revistas de moda y los desfiles de modelos.

Nos reconciliamos con la familia. Empezamos a comprender mejor a nuestra madre, a nuestras abuelas... Pasamos de ser las niñas pequeñas de la familia a ser madres, a dejar ese hueco en la familia al pequeño que está en camino. Compartimos miedos, inquietudes, ... y nos rodeamos de aquellos que siempre nos apoyan.

Nos reconciliamos con nuestra pareja. Dejamos de mirarnos a los ojos para mirar juntos hacia lo que queremos que sea nuestro futuro. Discutimos durante horas sobre cómo queremos hacer las cosas con nuestro futuro hijo, ponemos opiniones en común y la ilusión nos une mucho más de lo que nunca pudimos imaginar. ¡Ay, pocas cosas unen tanto como una ilusión tan grande!

Nos reconciliamos con nosotras mismas. Ponemos una nueva escala de valores, en la que deja de importar muchas cosas que antes considerábamos imprescindibles. Aprendemos a disfrutar del momento, a no ser tan exigentes, a darnos cuenta de nuestros límites y a comprender mejor nuestros sentimientos (aunque estén algo alborotados estos meses). Descubrimos nuevas facetas nuestras que hasta ahora estaban inexploradas.

Nos reconciliamos con el Universo. Comprendemos que nuestra misión en este mundo va mucho más allá de simplemente existir. Vamos a dar vida, vamos a educar a un ciudadano del futuro, y es una gran responsabilidad y un gran momento para prepararnos para hacerlo lo mejor que sabemos.

embarazo reconciliador



Comentarios

  1. Tienes un premio en mi blog cuando puedas pasa ha buscarlo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!

Entradas populares de este blog

Alimentos prohibidos en el embarazo

Aquí va un recopilatorio de todos los alimentos "prohibidos" para las embarazadas.
Antes de quedarme embarazada había oído muchas veces que las embarazadas no podían comer jamón. Ilusa de mí, hasta que no me quedé embarazada pensaba que eso era la peor (y casi la única) restricción. Pero ahora tengo una lista grandísima de alimentos que no puedo tomar por diferentes razones. Me he convertido en la persona "rarita" que cuando le invitan a comer comprueba antes todos los etiquetados de la comida mientras se cocina. En fin, que como es sólo temporal, tampoco me va a pasar nada por dejar de comer jamón durante 9 meses (ya me compraré una maza entera para mí sola después del parto, jeje). Aunque sea poco probable coger ninguna de estas enfermedades, prefiero ser cuidadosa y precavida, no me perdonaría haber comido algo que pudiera afectar al bebé.
Cuando empezamos a leer esta enorme lista de alimentos prohibidos, al principio es un poco lioso, por eso es importante cono…

Interpretar los resultados del triple screening

En esta entrada voy a tratar de explicar lo que significan los resultados del triple screening, por si puede ayudar a alguien, y mi experiencia con esta maldita prueba.

¿Cómo interpretar los resultados del triple screening?
El triple screening sirve para determinar grupos de más riesgo de tener bebés con cualquier problema cromosómico: normalmente síndrome de down, síndrome de patau o síndrome de edwars,

Lo primero que tenemos que saber de esta prueba es que no es una prueba diagnóstica (es decir, no te dice si tienes algo o no lo tienes) sino que es una prueba de descarte.
Hace años se asumía que las mujeres embarazadas de más de 35 años tenían más probabilidad de tener estos problemas que las más jóvenes, y entonces a estas mujeres se les llevaba un seguimiento un poco diferente (amniocentesis y más controles). Ahora que la tecnología y las investigaciones han avanzado, han encontrado mejores marcadores que simplemente la edad de la madre, y estos son:
Ecografía de las 12 semanas en l…

UPPAbaby Vista: opinión carrito de bebé

El otro día ya os conté las características que estábamos valorando en los carritos de bebé.

Hoy voy a hablar de uno de los carritos que estamos valorando comprar: el UPPAbaby vista.

Tiene un precio tirando a alto: el carrito con las 3 piezas nos sale por unos 975 euros, con capazo, sillita y grupo 0+ (sillita para el coche) (cuesta unos 100 euros menos si sólo se coge en 2 piezas). Es uno de los carritos tirando a caro, aunque no tanto como el Bugaboo (que sale por ese mismo precio pero sólo tiene capazo y sillita), y de calidad está fenomenal. Hemos leído muy buenas opiniones de este carrito, aunque sobre todo por Internet, ya que es un carrito que está de moda en EEUU pero en España no es apenas conocido.
Sobre el precio al principio me parecía un poco alto, pero también es un cacharro que vamos a usar durante algo más de 2 años y todos los días (y lo que venga después), así que creo que vale la pena gastarnos un poquito más de dinero aquí siempre y cuando sea bastante resistente y…