31 semanas de embarazo

¡Y ya llevamos 31 semanas de embarazo!

Ahora ya sí que no nos queda nada, apenas 2 meses y ya estaremos con el bebé (¡aguanta ahí los dos meses chiquitín!).

La semana pasada estuve un poco preocupada porque notaba que el peque se movía bastante menos. Seguía con movimiento, pero nada que ver con semanas anteriores. Estuve unos cuantos días con la mosca detrás de la oreja, aunque se seguía moviendo estaba inquietantemente tranquilo. Pero todo ha vuelto a la normalidad, y ahora lleva un par de días con mucha marcha. Ya pensaba que era porque se le había quedado pequeño el espacio, pero no, aun le da para moverse.
No estoy segura de que se haya dado la vuelta ya. Sigo notando golpes a la altura de la pelvis, pero ahora noto también en la parte de arriba de la tripa y en los lados... Es un terremoto

He tenido un par de achaques: lumbago a ratos y una presión muy fuerte en el pecho. Pero enseguida se me han ido, así que con normalidad :D

Este fin de semana estuvimos de boda (la primera de unas cuantas que tenemos esta temporada). Fue un poco paliza, pero como teníamos habitación en el mismo hotel donde se celebraba aun me pude subir a descansar un par de ratos y aguantar así bien. Mi madre me había dejado un vestido suyo ancho, que me probé hace semanas y me iba bien. Sin embargo, al ponerlo ahora, había veces que pensaba que me iba a explotar, jeje.
Me puse un zapato totalmente plano y así aguanté mejor. Ahora bien, menos mal que mi marido me encontró una silla para el picoteo y la celebración, porque sino no hubiera aguantado de pie tanto rato.
Y un punto a mi favor: no me puse medias. Pensé que unas normales me iban a apretar, y unas de solo pierna me iba a molestar la goma. Así que aprovechando que hacía calor y que todas las miradas iban a la tripa y no a las piernas, no me las puse, y lo agradecí enormemente. Ya es suficientemente complejo mantener el equilibrio cuando vas a un baño público no muy limpio sin tocar nada y aguantando las medias como para encima tener que repetirlo mil veces el mismo día y con una tripa enorme. Ya lo digo, todo un acierto...
Tenemos 2 bodas más antes de que nazca el peque (más otra a la que no iremos). Aunque ya tenemos edad (yo casi 30 y mi marido 32) hemos sido casi los primeros en casarnos de todos los amigos, y somos los primeros que esperamos peque, así que ya va siendo hora de que el resto se pongan las pilas ¡a ver si nuestro peque tiene más niños cerca para jugar!


Esta semana tenemos muchas citas médicas:
  • El endocrino, para volver a revisar el tema del hipotiroidismo. Creo que es ya la última visita hasta después de dar a luz. 
  • La matrona. A ver qué tal ha ido el tema del peso. Creo que esta vez saldré mejor parada que la última, ya que han pasado un par de meses y apenas me he engordado un poco más.
  • El pediatra del hospital, que nos dará una charla de dos horas en la que creo que nos contará cómo cuidar al bebé. Es un tema que echaba mucho en falta en las clases de preparación al parto, así que cuando me dijeron que nos tenían que citar a una charla en el hospital con el pediatra ya me quedé más tranquila. 

semana 31 de embarazo
Las clases de preparación al parto ya las hemos terminado, con fotos sangrientas de un parto ¡por todo lo alto!, jeje. Ya contaré en otra entrada más de esto, porque la verdad es que estas dos últimas me han dejado un poco impresionada. La conclusión que he sacado es que en mi hospital lo de "parto respetado" no se lleva demasiado... y aquí estoy dándole vueltas a todo...


Me he empezado a leer el libro del pediatra Carlos González, el "Comer, Amar, Mamar", que es el recopilatorio de sus 3 libros más conocidos, y me está gustando mucho! Es bastante gordo, la edición en papel son unas 500 páginas, así que tendré que ponerme a ello para que me de tiempo de leerlo entero antes de que nazca el peque. Al menos quiero leerme la parte de la lactancia ("Un regalo para toda la vida"), que me han hablado muy bien de ella y da indicaciones que pueden ir muy bien los primeros días.


Y seguimos sin tener preparadas la mayor parte de las cosas del bebé. Lo imprescindible: grupo 0, cuna, sábanas, carrito y un poco de ropa ya está, pero aun nos falta comprar casi todo lo que tenemos en nuestra lista de cosas que comprar para el bebé, tenemos que preparar la maleta del hospital, recoger un poco la que será su habitación... y un montón de cosas pendientes. ¡Si se adelanta nos va a pillar en medio de los preparativos!. Así que... a ponerse las pilas con las compras y a relajarme para que no se le ocurra salir antes de tiempo :D

Comentarios