Visita al ginecólogo semana 33

Hoy he vuelto a tener visita con el ginecólogo. Se empieza a notar en el hospital la llegada de las vacaciones, y como mi gine no estaba me ha visto otro diferente, que encima llevaba un montón de retraso. Era el mismo que me había hecho la ecografía de las 12 semanas, y que en su momento me disgustó mucho el trato tan seco que nos dio y que no nos explicara absolutamente nada y casi ni nos mirara a la cara. Hoy sin embargo estaba mucho más majo y nos ha explicado todo mucho mejor :D, así que estoy contenta.

Lo primero que ha hecho ha sido revisar los últimos análisis de sangre (todo seguía bien) y los últimos datos que había apuntado la matrona en la última visita.

Y después, ¡el mejor momento!. A ver al peque en la ecografía. Ha mirado que la placenta estuviera bien, que el cuello del útero no estuviera dilatado, que el cordón umbilical estuviera bien y que el peque tuviera suficiente líquido amniótico.
Y luego le ha hecho un repaso rápido al chiquitín: los latidos del corazón, todas las medidas y cómo estaba colocado. Nos ha dicho que es "un gran varón", así que no hay dudas con el sexo y no tendremos sorpresa, jeje.

ginecologo semana 33 embarazoPesa ya 2.100 gr. Está en el percentil 30, es decir, es un poco pequeño pero dentro de la normalidad. Me ha dicho que seguramente si ahora estaba algo más tranquila cogería algo más de peso (el papá es super grandote así que supongo que el peque aun tiene que subir ese valor un poco). Está ya colocado boca abajo y de forma lateral, la columna en mi lado derecho y las piernas en el izquierdo (es como ya pensaba yo que estaba por las patadas que me da), así que muy bien, ya sólo le queda encajarse.

Me ha dicho que si volvía a tener tantas contracciones como la semana pasada tenía que ir a urgencias. Igual fui un poco tonta de no ir entonces, pero como no me dolían, aunque molestaban no les di demasiada importancia. Bueno, por lo menos ahora con el reposo llevo unos días con muy poquitas, así que espero no tener que aparecer por allí.

Y para terminar me ha dado un montón de consentimientos que tenía que leer y firmar. Pero un montón bien grande... Ya tengo entretenimiento.

Ahora tengo que pedir cita con el anestesista, ir un día a hacer electrocardiograma, análisis de sangre y volver a ver al gine ya en la semana 37. De momento el lunes tengo cita otra vez con la matrona, así que cada vez tengo la agenda más ocupada.

Comentarios