Planeando el día del parto

Ya estamos en la recta final del embarazo, y sin querer, poco a poco, vamos planeando el día P.

Algunas cosas las hemos pensado sin más, y otras en cambio están escrupulosamente diseñadas y organizadas. Aun así, la mayor parte de todo lo que ese día suceda queda al azar, dependiendo de cómo se desarrolle todo.

Cosas que ya hemos planeado/hecho:

  • Tenemos la maleta del hospital y la documentación médica ya preparada.
  • Esta semana hemos comprado comida de más y hemos dejado ya cosas congeladas. Los días que esté en el hospital no quiero que el papá tenga que pensar en nada más que en estar con nosotros, y que cuando al peque y a mí me nos den el alta no tengamos que preocuparnos mucho de hacer la compra. Así pues, el congelador y la nevera están ya llenos con comida con bastante fecha de caducidad.
  • Hemos pensado ya cuál es el mejor camino para ir al hospital y tenemos ya fichados los sitios donde podemos aparcar allí cerquita.
  • La casa la hemos dejado más o menos limpia. Así en un tiempo sólo tenemos que hacer las tareas básicas y tratar de no ensuciar demasiado para que nos aguante limpia. Intentamos que no se nos amontone la ropa sucia. Hemos puesto sábanas limpias y vamos a intentar tener siempre un cambio de sábanas limpio por si acaso las mancho si rompo aguas de noche. Hemos puesto fundas en el sofá y la cama por si acaso eso pasa.
  • Tenemos una lista de tareas que el papá debe hacer o encargar a alguien que lo haga:
    • Poner el grupo 0 en el coche
    • Pedir el alta de la baja en el médico de cabecera y solicitar la baja de maternidad y paternidad.
    • Ir al registro a apuntar al peque, darlo de alta en el padrón
    • Solicitar el pediatra del chiquitín y la primera cita
    • Pedir la cita con la matrona para la visita post-parto. Pedir cita con el endocrino para mí
    • Pasar la cuna a la habitación.
    •  ... y cuidar mucho de nosotros :D
  • Hemos ayudado a mi madre a preparar las habitaciones para el padre y los hermanos de mi marido, que vendrán los días de después del parto y se quedarán en su casa.
  • El coche está listo, con gasolina y preparado en todo momento.
  • Hemos dejado listas todas las tareas que nos tocaban para los próximos días (y no eran pocas). Parece que de golpe se nos habían juntado un montón de trámites, justo en el peor momento: ITV del coche y revisión, ir a pagar el IBI de la casa, renovar DNI y el carnet de conducir del papá, ...

El resto de cosas, sobre la marcha veremos... no sabemos qué tipo de parto será, a qué hora del día nos sorprenderá ni si será mañana o dentro de quince días, cómo nos encontraremos o cómo de duro será, cuáles serán las sorpresas de última hora, qué médicos/enfermeros/matronas encontraremos ese día, si comenzaremos con rotura de bolsa o aguantaremos en casa un buen rato...

Una curiosa incertidumbre nos abarca estos días. Esperando cualquier señal que nos indique la llegada de ese día. Soy de esas personas que siempre tiene bajo control (a las numerosas listas de cosas que he publicado aquí me remito), y esto me descoloca un poco. No saber cuándo llegará, si será mañana o dentro de 3 semanas es una incertudumbre nueva... 
Mientras tanto, intento estar en todo momento preparada: intento dormir mucho todos los días, y recuperar las horas de sueño si una noche no he dormido. Intento estar siempre "bien comida" y teniendo a mi marido más o menos localizado en todo momento. El resto, será cosa del azar...

Comentarios