Ir al contenido principal

Visita a la anestesista

Ayer tuve una nueva visita médica, esta vez con la anestesista. La verdad es que no sabía muy bien de qué iba esta visita, pero fue bastante rápida.

Lo primero fue firmar los consentimientos, para la epidural y para la anestesia general (ya me dijo que la general era por si necesitaba una cesárea de urgencia). No me gustó mucho que lo hiciera así. Sé que en mi estado no me queda otra que firmar todos los papeles que me pongan delante, pero... En el ginecólogo me dan los consentimientos siempre para que me los lea tranquila en casa y los lleve firmados el siguiente día. Eso de que al llegar a la consulta te asalten para que firmes rápido un montón de papeles que te ponen delante y que no te da tiempo casi ni a leerlos y no te expliquen nada no me gusta. Con los papeles del banco les suelo decir que me los llevo a casa y al día siguiente vuelvo a firmarlos, pero aquí con lo que cuesta que te den cita no es plan (sabiendo encima que los tienes que firmar sí o sí).  Así que ahí están, los últimos consentimientos que me faltaba ya firmados.

La semana pasada ya os conté que me había hecho las pruebas de preoperatorio habituales, a saber: un electrocardiograma y un análisis de sangre. Así que lo siguiente que hizo la anestesista fue revisarlos y mirar que todo estuviera correctamente.

Me preguntó sobre qué medicación tomaba, qué alergias tenía, si me habían puesto anestesia local o general alguna vez (la local del dentista cuenta también), si el embarazo era normal, si había tenido más hijos antes, si tenía algún problema de espalda... Y después de este interrogatorio, ya me tomó la tensión y me midió la saturación con un aparatito de esos que metes el dedo dentro de una especie de pinza.

Y ya está, una cosita menos. La próxima visita médica es el lunes con el gine ¡y tengo un montón de ganas de ver si el peque ha crecido bien estas semanas!. Ahora ya las visitas que me quedan son todas de gine, que supongo que empezará a controlar el tema más a menudo.

Comentarios

  1. Yo de momento no he tenido cita con el anestesista.

    Y el consentimiento lo firmas si estás de acuerdo, si no lo estás no lo firmas que no pueden obligarte.

    Yo en estos casos lo que hago es leerlo tranquilamente en la consulta, no te pueden decir nada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!

Entradas populares de este blog

Alimentos prohibidos en el embarazo

Aquí va un recopilatorio de todos los alimentos "prohibidos" para las embarazadas.
Antes de quedarme embarazada había oído muchas veces que las embarazadas no podían comer jamón. Ilusa de mí, hasta que no me quedé embarazada pensaba que eso era la peor (y casi la única) restricción. Pero ahora tengo una lista grandísima de alimentos que no puedo tomar por diferentes razones. Me he convertido en la persona "rarita" que cuando le invitan a comer comprueba antes todos los etiquetados de la comida mientras se cocina. En fin, que como es sólo temporal, tampoco me va a pasar nada por dejar de comer jamón durante 9 meses (ya me compraré una maza entera para mí sola después del parto, jeje). Aunque sea poco probable coger ninguna de estas enfermedades, prefiero ser cuidadosa y precavida, no me perdonaría haber comido algo que pudiera afectar al bebé.
Cuando empezamos a leer esta enorme lista de alimentos prohibidos, al principio es un poco lioso, por eso es importante cono…

Interpretar los resultados del triple screening

En esta entrada voy a tratar de explicar lo que significan los resultados del triple screening, por si puede ayudar a alguien, y mi experiencia con esta maldita prueba.

¿Cómo interpretar los resultados del triple screening?
El triple screening sirve para determinar grupos de más riesgo de tener bebés con cualquier problema cromosómico: normalmente síndrome de down, síndrome de patau o síndrome de edwars,

Lo primero que tenemos que saber de esta prueba es que no es una prueba diagnóstica (es decir, no te dice si tienes algo o no lo tienes) sino que es una prueba de descarte.
Hace años se asumía que las mujeres embarazadas de más de 35 años tenían más probabilidad de tener estos problemas que las más jóvenes, y entonces a estas mujeres se les llevaba un seguimiento un poco diferente (amniocentesis y más controles). Ahora que la tecnología y las investigaciones han avanzado, han encontrado mejores marcadores que simplemente la edad de la madre, y estos son:
Ecografía de las 12 semanas en l…

UPPAbaby Vista: opinión carrito de bebé

El otro día ya os conté las características que estábamos valorando en los carritos de bebé.

Hoy voy a hablar de uno de los carritos que estamos valorando comprar: el UPPAbaby vista.

Tiene un precio tirando a alto: el carrito con las 3 piezas nos sale por unos 975 euros, con capazo, sillita y grupo 0+ (sillita para el coche) (cuesta unos 100 euros menos si sólo se coge en 2 piezas). Es uno de los carritos tirando a caro, aunque no tanto como el Bugaboo (que sale por ese mismo precio pero sólo tiene capazo y sillita), y de calidad está fenomenal. Hemos leído muy buenas opiniones de este carrito, aunque sobre todo por Internet, ya que es un carrito que está de moda en EEUU pero en España no es apenas conocido.
Sobre el precio al principio me parecía un poco alto, pero también es un cacharro que vamos a usar durante algo más de 2 años y todos los días (y lo que venga después), así que creo que vale la pena gastarnos un poquito más de dinero aquí siempre y cuando sea bastante resistente y…