Visita a la matrona semana 34

Hoy he vuelto a tener cita con la matrona. Posiblemente sea ya la última del embarazo. Sólo tendría otra más si llega la semana 40 y no he parido aun ni me han mandado todavía cita en monitores. Después ya sólo quedaría la visita post-parto que se hace en los 10 días siguientes de recibir el alta en el hospital.

Así que esta ha sido un poco visita de despedida de estas rutinas...
Como mi matrona estaba de vacaciones me ha vuelto a ver el matrón, que entre una cosa y otra he estado más con él que con la matrona que me tocaba.

Ha sido otra visita de rutina: pesar, tomar tensión, medir el tamaño de la barrigota, muestra de orina para ver que hubiera infección, oír el latido del chiquitin y comprobar la posición. Todo estaba bien. El matrón opina que no va a ser tan pequeño como dice el ginecólogo, así que hay apuestas: el gine dice que tira más bien a pequeñito y el matrón que va a ser normal. Habrá que esperar a que nazca para ver quién tenía razón. También es verdad que el gine cuenta con el super ecógrafo que todo lo ve y el matrón sólo con la cinta de metro para medir la barriga. Aun así espero que gane el matrón y sea algo más grandecito.

Lo que ha sido diferente en esta visita ha sido la toma de la muestra del frotis vaginal. Ha sido bastante rapidito pero un poquitín molesto. Consiste en coger una muestra con un palito (parecido al de limpiar los oídos pero más largo). Es una muestra bastante superficial, así que no hace daño. Luego esa muestra la he tenido que llevar al hospital para que la analicen allí. Si sale que tengo la bacteria el día del parto llevaré un gotero más con antibiótico, y si no la tengo pues mucho mejor, un cacharro menos.

Nos ha comentado que aun era un poquito pronto, pero que a él le gusta en la última visita probar a ver si la futura mamá sabe empujar bien. Pero como aun estamos en la semana 34 era un poquito pronto (por si acaso se provoca el parto de tanto empujar para probar), así que nos hemos quedado sin hacerlo.

Y ya con esto, nos despedimos (espero) de las visitas de control del embarazo con los matrones. Aun así tampoco creais que voy a estar aburrida, ya que en pocas semanas me falta de hacerme un electrocardiograma, visitar a anestesista, análisis de sangre, ginecólogo cada vez más a menudo, monitores, ... Ya estamos viendo la recta final y ahora los controles se intensifican.

Comentarios