Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Enamorados del peque :D

Aprovecho un ratito corto entre siestorro y siestorro del peque para poner al día el blog, aunque han sido unos días tan intensos que voy a necesitar un montón de entradas para contarlo todo al detalle.

Han sido días duros, muy duros, de los que apenas nos hemos recuperado aun, pero ahora nos basta con una mueca de sonrisa del chiquitín para sentirnos ¡felices!

Comenzamos con nocturnidad y alevosía. Rotura de bolsa a las 3 de la mañana, visita al hospital a las 4, ¡muy verde!, a casa otra vez, al hospital a las 11 con contracciones suaves, parece que me mueve pero sigue muy verde, a casa otra vez, al hospital a las 4 con el tema ya apurando mucho, ya parto pero aun faltaba aunque me quedo ya ingresada. Un parto con un par de ratitos durillos, que terminó a las 9 de la noche. Antes del parto estaba convencida de intentar aguantar sin epidural (aunque sin cerrarme puertas), pero ¡bendita epidural!. Mucha oxitocina que aceleró el tema en el momento clave y logró esquivar la amenaza de te…

Hoy puede ser un gran día

Pues si, hoy, mañana como tarde, va a ser un gran día. ¡ tenemos muchas ganas de conocerte, chiquitín.

Síntomas de los días antes del parto

Aun no sé cuántos días estará el peque sin querer salir, pero, a falta de 8 días para salir de cuentas parece que la cosa empieza a moverse, aunque todavía de forma muy lenta y sutil.

Ayer me levanté por la mañana con un dolor bastante fuerte de pelvis, que me hacía mucha presión, apenas me dejaba moverme y me hacía ir cojeando, medio arrastrando los pies. Estando sentada en el balón de pilates parece que se me pasaba un poco, pero cada vez que me ponía de pié veía las estrellas. En mi familia, todas las mujeres me habían dicho que ellas notaron cómo se les abría la cadera unos días antes del parto, así que al decirles lo que me pasaba todas lo identificaron con lo que les pasaba a ellas. Hoy por suerte, aunque sigue haciendo presión y me molesta un poco ya no me duele nada.

Justo ayer, mi tía (que me ve con el biquini todos los días) ya me dijo que se había bajado de repente un poquito la tripa, que aun faltaba bastante y ella apostaba que se me iba a retrasar al menos una semana de …