Síntomas de los días antes del parto

Aun no sé cuántos días estará el peque sin querer salir, pero, a falta de 8 días para salir de cuentas parece que la cosa empieza a moverse, aunque todavía de forma muy lenta y sutil.

Ayer me levanté por la mañana con un dolor bastante fuerte de pelvis, que me hacía mucha presión, apenas me dejaba moverme y me hacía ir cojeando, medio arrastrando los pies. Estando sentada en el balón de pilates parece que se me pasaba un poco, pero cada vez que me ponía de pié veía las estrellas. En mi familia, todas las mujeres me habían dicho que ellas notaron cómo se les abría la cadera unos días antes del parto, así que al decirles lo que me pasaba todas lo identificaron con lo que les pasaba a ellas. Hoy por suerte, aunque sigue haciendo presión y me molesta un poco ya no me duele nada.

Justo ayer, mi tía (que me ve con el biquini todos los días) ya me dijo que se había bajado de repente un poquito la tripa, que aun faltaba bastante y ella apostaba que se me iba a retrasar al menos una semana de la fecha estimada, pero que ya la notaba ella más baja que los días anteriores.

Y llevo unos días en los que por la noche noto más contracciones, que aun no son dolorosas, pero que ya empiezan a ser más constantes y menos espaciadas en el tiempo.

Todavía no he notado la expulsión del tapón mucoso, y creo que aun faltan bastantes días, pero esto parece que empieza a mover... El peque se está moviendo mucho, pero aun le falta acabar de rotarse porque está en un ladito, pero seguro que pronto encuentra la postura.

Así que la cosa va poco a poco pero a su ritmo, preparándose todo el cuerpo para el gran día.

Por cierto, hoy nos ha tocado ir de médicos, con mi marido y el maldito resfriado que estaba cada vez peor. Ahora está con antibiótico y jarabe y parece que ya se va encontrando mejor, y yo ya estoy más relajada viendo que se está recuperando y en un par de días estará perfectamente. Ha sido gracioso porque al ir al centro de salud y luego al hospital (a hacer una placa que le han mandado), todos nos indicaban dónde están las matronas o los gines en la recepción ¡que no soy yo la de la visita, que es él, jeje!

Comentarios