Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Mi parto

Una de las cosas que más me ayudó a prepararme y mentalizarme para el parto fue leer las experiencias de otras mamás en sus respectivos partos. Por suerte, por internet hay montones de historias, todas diferentes y especiales, pero que, entre todas, te permiten hacerte una idea de las cosas que pueden pasar ese día, y te pueden ayudar a mentalizarte de los diferentes finales que puede tener tu parto.

Desde luego que no hay que hacerse una idea muy cerrada de cómo quieres que salga todo, porque las cosas pueden cambiar en cuestión de segundos e irse al traste todos tus planes. Es mejor llevar una mente abierta, estar dispuesta a lo que sea... y no darle demasiadas vueltas. Es verdad que es un proceso duro, pero muchas veces nos pasamos de temerlo y de exagerarlo. Hay mujeres que parece que disfrutan metiendo miedo a las futuras mamás primerizas con el tema del parto, lo mejor es no hacerles ni caso.

Así pues, voy a contar cómo me fue a mí el día del parto. Me ha quedado un relato muy …

Bebé de mes y medio

Nuestro peque ya tiene un mes y medio. Parece mentira que haya pasado tan poquito tiempo, parece como si él hubiera estado con nosotros toda la vida. Ha sido un mes y medio intenso.

El chiquitín está cada día más guapo y espabilado. Se aguanta el cuello casi por completo, y está muy despierto. A ratos de ríe a carcajadas y nos sonríe un montón. Y claro, a nosotros se nos cae la baba. Es bastante cotilla, siempre que hay gente empieza a mirar hacia todos lados para no perderse detalle :-)

Lo de dormir por la noche todavía no ha mejorado para nosotros, aún es pronto... Se despierta cada hora y media o dos horas pidiendo comer. Creo que en vez de ir alargando cada vez más estamos yendo hacia atrás y cada vez acorta más el tiempo entre tomas. Así que las ojeras las llevo de serie.

Sigue comiendo bien, pero aún vomita mucho mucho. Esto de los vómitos me preocupa un poco. El pediatra y la enfermera nos dijeron que no nos preocupáramos, que mientras esté engordando bien es que todo funcionab…

Obstrucción en el pecho

Después de la temida mastitis y la rápida recuperación, aun me quedaba una sorpresita...
Resulta que el domingo, apenas 3 días después de haber terminado el tratamiento de la mastitis, me levanté con un bulto doloroso, esta vez en el otro pecho.

Era un bulto duro, un poco caliente, en toda la parte superior del pecho. Al poner a mamar al bebé se desinchaba el resto del pecho y se quedaba blando menos en el bulto, que seguía bien duro y dolía.
Estuve toda la mañana, desde las 7 hasta las 3 intentando solucionarlo, viendo sobrevolar otra vez el fantasma de las mastitis. De momento se trataba sólo de una obstrucción, pero era cuestión de tiempo (y poco tiempo) que terminara igual de mal... Así que había que buscar una solución rápida si no quería tener que presentarme de nuevo en la consulta del médico apenas una semana después de la primera vez.


Una obstrucción normalmente ocurre por varios factores:
No dar en un rato largo de mamar al bebéNo vaciar completamente el pecho en las tomasSe …

Mastitis

Pues sí, no me pierdo una... el viernes pasado descubrí que tenía mastitis. La cosa empezó el día de antes: por la noche empecé a notar un bulto en el pecho izquierdo a la altura de la axila. No era nada nuevo, a veces me salen bultos un poco dolorosos que se van enseguida que pongo a mamar al bebé. Pero esta vez fue diferente, al ponerle no desapareció, y eso que vacié el pecho varias veces a lo largo del día. Empecé también con dolor de cabeza y un poco de malestar general, dolor muscular, etc. Como uno de los síntomas de la mastitis es la fiebre y yo no tenía tampoco le di más importancia. Pero el viernes ya tenía fiebre, 38'4ºC, así que ya no tenía dudas: era la temida mastitis de la que tanto nos habían hablado en el curso de preparación al parto. Además de los síntomas ya mencionados había otro más que hasta que no fui al médico no vi: en el pecho tenía una zona roja en el lugar donde me dolía, que yo no me veía a simple vista pero que en el espejo se notaba perfectamente.

Bebé de un mes

Casi sin darnos cuenta, hemos llegado ya al mes de vida del peque. Ha sido un mes muy intenso,  de muchas emociones, un mes de aprender mucho, y de adaptarnos nosotros al peque y el peque a vivir fuera el la tripa.
Ha sido también un mes duro,  de noches sin dormir y párpados caídos, de peleas con la teta, lloros incomprendidos, momentos de abatimiento y mucha paciencia.
Y, por supuesto, ha sido un mes dulce, de sentirnos muy felices, de paseos en familia, de momentos de tranquilidad viendo dormir al peque, de primeras sonrisas y de orgullo.
En fin, que ha sido un mes de lo más aprovechado.
El peque es un bebé muy bueno, aunque le molesta mucho la tripa, y claro, tiene sus momentos. Vomita mucho (pero mucho mucho) pero el pediatra nos ha dicho que como engorda bien no le demos importancia,  aunque sí que lo tenemos que controlar por si empeora. Tiene ratos en los que hace muchas fuerzas porque le molesta la tripa y queja, aunque por suerte no le dan cólicos. 
Nació con 3 kilos, pe…