Obstrucción en el pecho

Después de la temida mastitis y la rápida recuperación, aun me quedaba una sorpresita...
Resulta que el domingo, apenas 3 días después de haber terminado el tratamiento de la mastitis, me levanté con un bulto doloroso, esta vez en el otro pecho.

Era un bulto duro, un poco caliente, en toda la parte superior del pecho. Al poner a mamar al bebé se desinchaba el resto del pecho y se quedaba blando menos en el bulto, que seguía bien duro y dolía.
Estuve toda la mañana, desde las 7 hasta las 3 intentando solucionarlo, viendo sobrevolar otra vez el fantasma de las mastitis. De momento se trataba sólo de una obstrucción, pero era cuestión de tiempo (y poco tiempo) que terminara igual de mal... Así que había que buscar una solución rápida si no quería tener que presentarme de nuevo en la consulta del médico apenas una semana después de la primera vez.


Una obstrucción normalmente ocurre por varios factores:
  • No dar en un rato largo de mamar al bebé
  • No vaciar completamente el pecho en las tomas
  • Se forma un tapón sólido que impide la salida de leche

Para tratar las obstrucciones los remedios más recomendados son:
  • Masajear el bulto del pecho
  • Aplicar calor en el pecho
  • Dar de mamar al bebé con el ese pecho todo lo que sea posible
  • Usar sino el sacaleches para intentar vaciarlo

El caso es que yo probé de todo y la cosa no avanzaba. Masajes, sacaleches alternado con el peque, calor seco y húmedo. Desesperación, el bulto seguía ahí y cada vez dolía más. Las horas pasaban y nada. Da mucha sensación de impotencia intentarlo todo y ver que nada resulta y cada vez va a peor.

Al final lo que me funcionó fue:
  • Ducha de agua caliente (todo lo caliente que pude), mientras masajeaba la zona.
  • Poner a mamar al bebé con la barbilla en la zona del bulto. Esto requirió una sesión de "posturas creativas", tumbada en la cama, con él en una dirección y yo en otra :)
Después de conseguir que el bulto se fuera aun se me quedó un poco dolorida la zona, pero al cabo de un rato estaba solucionado completamente.
Otro bache superado, esta vez a tiempo. Seguimos adelante :-) 

Comentarios

  1. Lo mismo me pasó a mi. De momento me ha pasado Tres veces(en un mes) y la sangre no ha llegado al río, no he sufrido mastitis, pero debo tener mucho cuidado porque es cuestión de tiempo dada la trayectoria. Me ocurre desde que mi bebé duerme un poco más durante la noche y se me llenan los pechos una barbaridad, y claro, cuando despierta y se pone a mamar no acaba bien de vaciarlos, matemático, ese día obstrucción al canto.
    Solución, como tú has dicho, la ducha de agua hirviendo, o bolsa de agua caliente en el pecho y a mamar con todo el calor que se pueda.
    Voy librando de momento...
    La matrona me ha comentado que tome unos probióticos para evitar que esas instrucciones se conviertan en mastitis.
    Un abrazo, todas juntas nos entendemos mejor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!