El primer corte de uñas

Hoy, después de unos pocos días de arañazos continuos (y con el peque de 3 meses ya) por fin hemos decidido que había llegado el momento de cortar las uñas al peque.

Hasta ahora no nos había hecho falta, porque tenía las uñas tan blanditas que se le iban levantando solas por un lado, y lo único que teníamos que hacer sus papás era estirar un poquito y ya con eso no se arañaba o y las llevaba siempre fenomenal. Pero ahora ya tiene las uñas más duras, y eso ya no servía, tampoco al salir del baño. Así que nos hemos puesto a la faena. 

El mejor momento para cortar las uñas a los bebés suele ser mientras duermen. La tijera es mejor si tiene punta redonda y es pequeñita. Y siempre hay que seguir la forma del dedo, intentado no dejar ninguna punta. 
A nosotros de momento no nos ha hecho falta nada más : ni lima de uñas ni nada por el estilo. 

La próxima vez que el peque se despierte ya no tendrá sus afiladas garras :) 

Comentarios