Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Alimentación complementaria: nuestros planes... antes de empezar

Ya he empezado a hablar en este blog acerca de la alimentación complementaria. Va a ser el siguiente paso al que nos tengamos que enfrentar de manera activa dentro de las fases que vamos recorriendo con nuestro peque.

Así que voy a dedicar esta entrada a contar nuestros planes sobre alimentación complementaria... y espero que no sirva sólo para, dentro de unos meses, cuando estemos manos a la obra, echarme unas buenas risas cuando lo lea y redescubrir lo ingenua que soy. En fin... ya me pasa con muchas entradas del blog de cuando estaba embarazada, que a veces los planes no salen como esperas... Esperemos que nuestros planes de alimentación no se vayan al traste como se han ido muchos otros.

Os contaba en la entrada anterior que, a pesar de que la OMS y muchas asociaciones de pediatría recomendaban empezar a los 6 meses, en nuestro centro de salud nos dicen de empezar a los 5 meses. Y que en pocos días debíamos estar haciendo 3 comidas bastante potentes con esta alimentación complemen…

¿Cuándo empezar con la alimentación complementaria?

Bueno, ya os dije que de esto de la alimentación tenía mucho que hablar, así que voy a empezar ya con ello :). Hace una semana fuimos con el peque al pediatra a la visita de los 4 meses. En esa visita ya nos explicaron que a los 5 meses debíamos empezar con la alimentación complementaria. Me sorprendió que se empezara tan pronto, y lo "poco complementaria" que era esa dieta que nos recomendaban. Creo que a un bebé tan pequeño le das una papilla de verdura y patata para comer, otra con 3 piezas de fruta para merendar y otra de cereales para cenar, y ya con eso queda más que satisfecho como para no querer comer mucho más en todo el día. Parece más bien una alimentación completamente sustitutiva.

Esa misma semana me leí un par de libros y busque mucha, mucha información sobre alimentación complementaria. Es un tema importante, y es bueno que vayamos muy informados al respecto. Realmente, va a ser el cambio más importante al que hacer frente en los próximos meses, así que hay qu…

Los Reyes Magos ¿qué contamos a nuestros hijos?

Ahora que se acercan las fechas navideñas, y este año, como mamá recién estrenada, y, teniendo a mi alrededor muchos niños muy pequeños, me asaltan muchas dudas acerca de cómo quiero educar a mi hijo. Los Reyes Magos no se quedan fuera de este planteamiento.

De momento, él es un bebé de apenas unos meses que, aparte de notar el follón y la juerga (cosa que le encanta) no se va a enterar de nada. Al año que viene ya será otro cantar, y dentro de 2 y de 3 años habrá muchas cosas que plantear.

He de decir que en mi casa siempre hemos sido de Reyes Magos. De escribir la carta y echarla puntualmente en el buzón, de chocolatada toda la familia juntos la mañana de reyes, de ir a la cabalgata (e incluso atajar calles para verla varias veces), de dejar los zapatos limpios junto a la chimenea y comida para los camellos... vamos, toda una fiesta. Incluso ahora, siendo mayores, todo ese ritual se repite año tras año, y los reyes siguen visitando nuestra casa de madrugada, para que nadie los vea.

Pies descubiertos

¿Seguro que estaban ahí desde el principio?

Así todo el día...

Don de gentes y poder de seducción

Ya os he contado alguna vez que siempre que íbamos por la calle se acercaba algún desconocido a decirle al peque lo despierto que está, o a cantarle los cinco lobitos o decirle cualquier piropo de lo más variado. Estaba yo bastante sorprendida de la cantidad de gente que atrae el peque ¡cuánto le gustan a la gente los bebés!. Es verdad que los bebés son muy monos, y que el peque está muy guapo con su gorrito de orejas de oso, pero ¿es normal que se acerquen tantos, tantos, tantos desconocidos a decirle cosas? Y ¿por qué se acercan mucho más a verle ahora que cuando era más pequeño?. ¿Por qué cuando va dormido apenas vienen unos pocos y cuando va despierto es capaz de que le digan cosas todas y cada una de las personas con las que nos cruzamos? Es realmente algo muy exagerado... 
Total, que resulta que, aunque no nos habíamos dado cuenta hasta ahora, nuestro peque es un indizcador. Cual pavo real sabe desplegar todos sus encantos cuando ve gente nueva. Y si con eso no basta  para que …

Visita a pediatría de los 4 meses

Hoy nos tocaba de nuevo visita a pediatría. En mi centro de salud la visita de los 4 meses se hace con las enfermeras.

Lo primero de todo le han hecho la exploración al peque: examinar las fontanelas, medir y pesar, examinar los reflejos, ... una enfermera y el ayudante en prácticas han estado mirando al peque que no paraba de reírse con lo que le decían (¡cómo le gusta quedarse en bolas y que le hagan monerías!).

Mientras la otra enfermera nos ha estado preguntando sobre él: si ya hace ciertas cosas, si sigue vomitando tanto, cómo come y cada cuánto, etc.

Después nos ha estado explicando ya temas de alimentación complementaria. En mi centro de salud recomiendan empezar a los 5 meses en lugar de a los 6 como dicen en muchos libros. Y me ha sorprendido que pasan de 0 a 100 en un momento: empezar a los 5 meses y a los 6 ya tienen que comer 3 frutas enteras en papilla en el almuerzo, papilla de cereales en la cena, verduras en la comida y estar a punto de introducir la carne. La idea ser…

Bebé de 4 meses

Nuestro chiquitín ya ha cumplido los 4 meses, hay que ver lo rápido que se nos está pasando el tiempo.
 Está cada día más espabilado, y se le nota diferente en este sentido cada día que pasa. Ahora coge las cosas con mucha más precisión, y las agarra y mueve como quiere y con más control. Puede pasarse ya un buen rato explorando objetos nuevos que dejemos a su alcance.
Todavía no se aguanta sentado completamente, aunque sí que se tiene bastante bien, pero tenemos que estar con él porque en el momento más inesperado se vuelca. Esto de estar sentado con sus papás le encanta, ya que así puede coger más juguetes a su alcance, tocarse los pies,... Le encanta estar así. Igualmente, lo de estar tumbado no le va, y solo puede estar boca arriba y espatarrado. Intentamos ponerle boca abajo algún ratito para que fortalezca el cuello y la espalda, y no le gusta nada, enseguida se cansa, y como mucho se empuja con las piernas mientras arrastra la cara por el suelo. Se mira al espejo y sonríe. He l…

Qué hacer si produzco exceso de leche - lactancia

Uno de los muchos problemas con la lactancia a los que me he tenido que enfrentar hasta ahora ha sido el exceso de leche.
Produzco mucha leche, mucha más de la que necesita mi bebé. Ahora es verdad que la cosa se ha regulado mucho, pero los primeros meses era demasiado: podría haber alimentado a 3 bebés fácilmente.

El caso es que en Internet hay muy poca documentación al respecto de este problema. Encuentras a muchas mujeres que tienen el problema contrario, y parece que por más que se esfuercen y hacen todo lo posible, tienen poca leche y parece que no les sube más. En cambio pocas dicen tener exceso de leche.

Lo primero que debes saber es que la producción de leche se suele autoregular. Si pones al bebé a mamar poco producirás menos leche, y si le pones mucho rato y si vacía bien el pecho cada vez, entonces se va produciendo más.
Eso es la teoría, claro.... En la práctica puede pasar que produzcas demasiada leche y ya está, sólo hay que aprender a gestionarlo.



¿Qué es lo primero qu…