Visita a pediatría de los 4 meses

Hoy nos tocaba de nuevo visita a pediatría. En mi centro de salud la visita de los 4 meses se hace con las enfermeras.

Lo primero de todo le han hecho la exploración al peque: examinar las fontanelas, medir y pesar, examinar los reflejos, ... una enfermera y el ayudante en prácticas han estado mirando al peque que no paraba de reírse con lo que le decían (¡cómo le gusta quedarse en bolas y que le hagan monerías!).

Mientras la otra enfermera nos ha estado preguntando sobre él: si ya hace ciertas cosas, si sigue vomitando tanto, cómo come y cada cuánto, etc.

Después nos ha estado explicando ya temas de alimentación complementaria. En mi centro de salud recomiendan empezar a los 5 meses en lugar de a los 6 como dicen en muchos libros. Y me ha sorprendido que pasan de 0 a 100 en un momento: empezar a los 5 meses y a los 6 ya tienen que comer 3 frutas enteras en papilla en el almuerzo, papilla de cereales en la cena, verduras en la comida y estar a punto de introducir la carne. La idea sería empezar con un poco de zumo de naranja y a los pocos días ir metiendo ya algo más de fruta, a la semana la papilla de cereales, a la semana las verduras, .... El caso es que son recomendaciones generales, algunas de las cuales hemos decidido seguir... y otras hemos pensado tomarlas con más calma. De la alimentación complementaria ya hablaré largo y tendido en otras entradas porque después de hablarlo con la enfermera y de todo lo que hemos leído sobre nutrición en bebés y alimentación complementaria, hemos pensado ya cómo queremos hacerlo y ya os adelanto que no va a ser como pone en la hoja que nos han dado hoy (será seguramente algo así como un baby led weaning pero con matices importantes).

Nos han dado muestras de papillas de cereales sin gluten, de dos marcas diferentes para que probemos. Aunque yo llevo la idea de hacerlo sin papillas, no nos vendrán mal para los días que dejemos al peque con su abuela porque yo tenga trabajo y no pueda salir (hasta ahora hacíamos un esfuerzo muy grande para poder darle el pecho los días en los que tenía trabajo fuera, así, cuando empiece a comer podremos ir todos más relajados los pocos días que esto ocurre).

Y para terminar la visita a pediatría de los 4 meses: la vacuna. Le han tocado otra vez 2 pinchazos, uno en cada pierna, y al igual que la otra vez, se las han puesto dos enfermeras a la vez para que fuera solo un susto y no dos. El caso es que apenas ha llorado un segundín y enseguida que lo he cogido en brazos estaba ya tan contento. Por suerte esta vez tampoco le ha dado reacción (de momento).

De momento nada más. La siguiente cita, si todo va bien, la tenemos con el pediatra a los 6 meses.

Comentarios

  1. Cuatro meses ya! Y Alba que va detrás, a ella le toca la revisión el lunes que viene :)

    Y yo sin hacer aún la entrada de los tres meses! Que desastre :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues date prisa que esto ya ves que avanza muy rápido! Como se te pase unos días la tendrás ya hecha una princesita sin darte cuenta. Tengo la sensación de que a esta edad pisan el acelerador y no paran! :D

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!