Bebé de 7 meses

El peque ya ha cumplido los 7 meses ¡Este mes ha pasado volando!

Este mes ha sido el de la introducción de más alimentos.
Seguimos ofreciéndole la fruta a trozos, porque es como mejor se la come. Pero ahora las verduras y el pollo se los damos en papilla, porque le encanta y se la come que da gusto verle. Así conseguimos que haga una buena comida mientras yo trabajo y nos vamos arreglando mejor en la logística mamá-papá-abuela. Además de eso, desde los 6 meses y medio come también cereales con gluten ¡le encanta comer el chusco del pan!.

Y otra importante novedad, ésta de hace poquitos días: hace la croqueta con una soltura pasmosa. Está ya a punto de comenzar a gatear, y pensamos que el día menos pensado nos sorprende con eso, pero lo cierto es que a base de darse la vuelta sobre sí mismo ya recorre todo el salón en cuestión de segundos. Es muy gracioso. Aún así, el quiere andar, y cuando le intentas sentar se pone todo tieso y empieza a mover las piernas como queriendo soltarse y da unos saltitos muy graciosos.
Este comienzo del movimiento se le nota también en otros sentidos. Ahora le puedes dejar en la alfombra un ratito y él se entretiene más, porque se va moviendo para coger los juguetes que le apetecen en cada momento y aguanta algo más de rato (hasta ahora no podías separarte de él ni medio minuto).

Le empiezan a gustar mucho los niños pequeñitos, y ahora cuando ve uno se lanza hacia él a intentar cogerlo y jugar. A sus primos (de un añito y medio y dos años respectivamente) los vuelve locos. Empiezan a tener una relación muy bonita.

Por las noches vamos un poquito mejor. Es curioso porque a la hora de la cena le entra un hambre terrible, y es entonces cuando mejor come todo lo que le ofrezcas: fruta, verdura, pollo, … le puedes empezar a ofrecer cosas diferentes y todo se lo come a gusto. Luego gracias a eso duerme un poquitín más (desde las 9 ó 10 hasta las 2:30 aproximadamente). Para algunas mamás eso será poco, pero para mí es ¡fantástico!. El resto de la noche se despierta cada poco rato, pero al menos ahí ya he dormido algo.

Este mes también ha estado un poco pachucho. Es la primera vez que se pone malito (hasta ahora sólo había tenido unos pocos mocos). Empezó con mocos, muchos mocos, encima por la parte de la garganta, como flemas. Tuvimos que llevarlo al pediatra porque se le veía un poco mal, aunque no llegó a tener fiebre. Estuvimos con las gotas para los mocos y el paracetamol una semana entera, y durmiendo él en el carrito para estar un poco más incorporado y que le bajaran las flemas un poquito. Una semana así y ya bien de nuevo.

Y ya tiene 2 dientes, y una sonrisa de pillo... :D
Se ríe y juega mucho más, y es realmente divertido estar con él. Ya está dejando de ser ese bebé indefenso para convertirse en un niño activo. Pasito a pasito, casi sin enterarnos...

¡Qué grandote estás chiquitín!

Comentarios