Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

Agotados y muertos de miedo

Agotados y con el corazón en el puño... así nos tiene nuestro pequeño. Y es que, en apenas una semana se ha espabilado muchísimo y ha cogido fuerzas.

Se pasa el día saltando, sin parar. Si le intentas sentar se estira y se pone todo tieso para ponerse de pie. Y una vez que lo coges de los brazos estando de pie no para de saltar. ¡Saltar, saltar, saltar...! Puede estar así horas y horas sin cansarse lo más mínimo, mientras muestra esa sonrisa pilla con sólo dos dientes.

Estos días hemos estado de vacaciones con mucha gente, y ha agotado a todos. He visto a padres de familia numerosa y a una enfermera de pediatría quedarse alucinados observando la actividad frenética del peque "-¿Pero está así todo el día? ¿No para? ¿En serio que así todo el día? -Sí, sí, así todo el día". Creo que en el fondo les hemos dado lástima...

Él iba pasando de mano en mano, hasta que agotaba, uno a uno, a todos aquellos valientes que aceptaban el reto de tenerlo en brazos un ratito. Al final del día, …

Lo normal tras dar a luz...

Nauseas. Asco. Vergüenza ajena. Eso es lo que siento hoy al leer varios de los periódicos de tirada nacional. En todos ellos, un artículo destacando lo estupendísima que está cierta famosa tan solo 3 semanas después de dar a luz. No es la primera vez que veo este tipo de artículos, pero después de ser mamá los encuentro más superficiales y estúpidos aun si cabe.

Porque lo normal, tres semanas después de dar a luz, no es estar ya delgadísima y super estupenda mientras haces footing por la playa. Lo normal no es lucir palmito con un vestido precioso e inmaculado mientras vas de fiesta en fiesta. No.
Lo normal es estar con tu bebé 24 horas al día, con una tripita más o menos moderada, con ojeras, restos de vómito por la ropa y mil preocupaciones por la cabeza. Quizás con alguna molestia aun por unos puntos o por todo el proceso en general al que acabas de verte sometida. Eso es lo normal. Tal vez no es lo más sexy, pero sí es lo normal.

Discúlpenme señores periodistas si digo que me pare…

Bebé de 8 meses

Ya hemos llegado a los 8 meses del peque y ¡qué divertido está!

Todavía no gatea bien bien, pero sí que hace el gusano muy bien y sabe hacer la croqueta. Empieza a gatear, pero de repente, en un paso, le falla uno de los brazos y se va de morros contra la alfombra, pero aprovecha que está en el suelo y hace la croqueta hacia uno de los lados para luego seguir haciendo el gusano... Así todo el día. Aunque la técnica es mejorable, lo cierto es que se recorre la casa entera con una soltura tremenda en unos pocos segundos.

Ha empezado ya a reconocernos y a demandarnos mucho más. Si bien en cierto que ha ganado un poquitín de autonomía, la verdad es que sigue pidiendo brazos siempre que puede.


Respecto a la comida, al final le estamos haciendo papillas, aunque le seguimos dando los trozos que tan bien se come. Le encanta el pan, a eso ha salido a su papá. La verdad es que come muy bien, de todo, y con ganas (da gusto verle).
Aunque es verdad que tiene una demanda de alimentos muy irregular…