¡10 meses!

Vaya cumplemes más redondo ¡10 mesecitos ya, peque!

Este mes ha vuelto a ser un mes de vértigo, con cambios casi a diario, pequeños logros en tus habilidades y grandes descubrimientos.

El tema del movimiento lo tienes ya controlado. Ahora gateas a toda velocidad, te pones de pie en cuanto encuentras un pequeño apoyo, y andas cogidito al borde de la mesa o cualquier cosa.
Como no tienes andador, has aprendido a improvisar uno, y así vas cogiendo una a una todas las sillas del salón y las arrastras hasta la otra punta, e incluso por todo el pasillo. Hasta que te chocas con algo, y entonces vas a por la siguiente silla. También has aprendido a subirte a cosas pequeñas y a trepar un poco en las escaleras del tobogán. Hay que decir que eres un poquito bruto.

Te encanta ir al parque. Ya te montamos en los columpios, en los que disfrutas mucho si te empujamos suavecito, y te tiras con ayuda por el tobogán. Pero, sobre todo, te encanta estar allí con otros niños un poco más mayores, a los que persigues a gatas cuando corren, y a los que no dudas en ofrecer los pequeños tesoros que encuentras: una hoja, una piedra, una ramita...



 Y ha llegado el momento en el que se te ha soltado la lengua mucho más. Charroteas mucho, e incluso has aprendido tus primeras palabras. Más aun, hay dos de ellas que ya usas con conocimiento de causa. Y no son papá o mamá, no... Son guau-guau (mientras señalas a un perro, gato o paloma ¡qué más da!), y agua (que gritas ¡agua, agua! cuando te lavamos las manos o te bañamos). Además de estas dos que ya usas perfectamente, dices otras a las que aun no has puesto significado: mamá, papá, tata. Es el comienzo del lenguaje, un proceso que me parece asombroso y fascinante.


Ahora es súper divertido enseñarte cosas. Si hacemos el mismo truco unas cuantas veces seguidas lo vas aprendiendo, y a tus papás se nos cae la baba de verte. Así pues, ya has aprendido a lanzar besitos, a chocar los cinco, a hacer pedorretas con la mano en la boca, a decir adiós con la manita, ... Son pequeñas cosas, pero a nosotros nos derriten :D


Hoy hemos ido a la revisión con las enfermeras de pediatría, y te han encontrado fenomenal. Has dado un tirón y ya no eres tan gordito, sino que te vas estirando poco a poco. Además, nos han dicho que ya puedes comer muchas más cosas.
Entre las cosas nuevas están los garbanzos, así que aprovechando que hoy tenía yo garbanzos para comer te he dado unos pocos para probar ¡y casi me dejas sin comida!. Daba tanto gusto verte comer así que te he ido dando todos los de mi plato hasta quedarme con un plato ridículo, así que me he tenido que hacer otra cosa y tu de tanto empacho de garbanzos que llevabas te has dormido una súper siesta como aun no la conocíamos. Otro día tendremos que racionar más lo que comes, jeje.

Las noches siguen siendo duras. Todavía te despiertas unas 4 veces por lo menos todas las noches. Por lo menos te vuelves a dormir después de comer de nuevo y de una pequeña ración de mimos. Creo que vas a dormir muchos meses más en la cuna de colecho ¡menudo inventazo!.


¿Qué nos deparará el próximo mes? Estoy deseando averiguarlo contigo, peque :D

Comentarios