Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Primeros días de guardería... y de lloros

¡Ay, qué barbaridad! El peque ya va a la guardería.

Hasta ahora había estado pasando de mano en mano mientras trabajaba: de un abuelo a otro, de una tía a otra, de una tía abuela a otra... hasta un total de 11 cuidadores diferentes. Con todos ellos se quedaba contento y feliz. Normalmente se quedaba unas 5 horas, para darme tiempo a sacar la media jornada con la que estaba. No habíamos querido que fuera antes a la guardería porque no nos hacía falta y porque pensamos que si podíamos, aunque nos supusiera un esfuerzo muy grande, íbamos a intentar que al menos el primero año estuviera más con nosotros.

Ahora, con 13 meses y coincidiendo que necesito trabajar a jornada completa por lo menos 3 meses, he buscado una guardería que me gustó mucho: buenas instalaciones, cuidadoras cariñosas y tranquilas, una metodología aparentemente respetuosa y con bastante sentido común...La idea es que vaya unas 4 ó 5 horas, y luego se quede con familiares el resto.

Llevamos apenas unos pocos días, yendo …

13 meses

Vaya mes más movidito...


A los pocos días de cumplir el año el peque comenzó a andar él solo. Hasta entonces llevaba unos días dando los 4 pasos que separan la mesa del sofá, pero eso era todo. De repente, cuando tenía un año y 3 días, empezó a andar. Esto era al comienzo de la tarde. Al final de esa tarde ya casi corría, con los brazos extendidos haciendo equilibrios.
Desde entonces ha ido cogiendo velocidad y confianza. Ha sido un mes de culadas y chichones, pero en general ha ido muy bien.

Con esto de empezar a andar ha vuelto una etapa de esas es las que se espabila a toda velocidad, y descubre cosas nuevas mucho más rápido que hasta ahora. Ahora va corriendo, coge una ramita, vuelve corriendo a enseñarla, se va de nuevo, tira piedras, ... ¡qué felicidad!.

Ya vamos al parque muchos días andando sin el carro, un poquito andando y un poquito en brazos. Es una liberación, la verdad. Ahora todas las tardes cogemos la pelota y allí que vamos, a ver si conseguimos agotarlo, aunque lo ci…