4 hechos, 4 retos y 1 ilusión para 2015



Llegó el año nuevo, y es momento de hacer buenos propósitos para el año que empieza.
Este último año ha sido una auténtica locura, de muchos cambios, en los que el peque a crecido a ritmo de vértigo, en el que hemos cambiado de ciudad, y en el que los días se nos pasaban volando casi sin darnos cuenta, agobiados por un ritmo que no somos capaces de aguantar.

Con todo el año por delante es momento de hacer balance de los retos a los que nos enfrentamos. Aquí van algunos de ellos.


4 cosas que pasarán en 2015

1) El peque hablará
Este año será en el que veamos qué nos tiene que contar el peque. Ahora con 17 meses recién cumplidos ya dice unas poquitas palabras (mamá, agua, teta, papá, ... y poco más), hace los sonidos de un montón de animales, y charrotea sin parar. Le queda muy poquito para soltar esa lengua de trapo que tiene. En 2015 tengo ganas de descubrir qué es lo que tiene que decirnos.

2) El peque comprenderá cada vez más
En estos últimos meses ha evolucionado en este sentido a un ritmo de vértigo. Cada vez comprende mejor lo que le decimos, y se intenta comunicar más con nosotros. Cuando le preguntamos dónde está cualquier cosa va a buscarla, nos ayuda a poner la mesa, nos muestra dónde está la nariz o la boca al preguntarle, nos lleva de la mano y nos señala aquello que quiere. Este próximo año se hará entender cada vez más, y nos entenderá más cosas cuando hablemos nosotros con él.

3) Correrá más, y nos agotará hasta niveles insospechados
Este año va a ser aun más agotador que el anterior. El peque tiene muchíiiisima energía. Desde que se despierta hasta que se acuesta no puede parar de correr ni un momento. Todo lo coge y todo lo explora.
Apenas quiere ir ya en el carro, y nosotros vamos todo el día detrás de él a toda pastilla.
Y este año se prevé más de lo mismo: muchísima actividad. Tendremos que entrenarnos para aguantarle el ritmo a este pequeñajo.

4) Disfrutaremos mucho de sus mimos
Cada vez es más cariñoso. Le encanta abrazarnos, que le hagamos mimos, que le digamos cosas. Es el momento de disfrutar de ello :D


4 retos para el 2015

1) Coger rutinas
El principal reto de este año va a ser poner rutinas al peque. Hasta ahora nosotros hemos sido los primeros en no conseguir llevar un ritmo adecuado. Si nosotros no ponemos rutinas es imposible conseguir que el peque las lleve. Es verdad que ha sido así por las circunstancias, pero ahora que por fin estamos más establecidos es el momento de:
  • Comer y cenar más o menos a la misma hora todos los días (hora arriba, hora abajo, pero nada de comer un día a la 1 y otro a las 3).
  • Dormir más o menos a la misma hora. Este año nuestro peque se acostaba un día a las 9 y otro a las 12 de la noche. A partir de ahora tenemos que ponernos serios en este sentido.

 2) Pasar tiempo de calidad con el peque, y tener nuestro espacio personal
Ahora que el peque es más mayor, cada vez jugamos más con él. Demanda toda nuestra atención, y es el momento de esforzarnos más que nunca en estar a su lado, jugar, mostrarle el mundo, dejarle explorar y fomentar el uso del lenguaje. Es el momento de realizar muchas más actividades, y de estar más activos que nunca. No para, y eso exige que estemos al 100% en todo momento cuando estamos con él.
También, y en el otro opuesto, este año me gustaría que el papá y yo tuviéramos un poco de tiempo personal y también en pareja. No os creáis que me refiero a mucho tiempo, con poder ducharme tranquilamente, o sacar media hora al final del día para descansar un poco o para hablar tranquilamente con mi marido me daría por satisfecha. Si conseguimos que el peque se acueste un poco antes tal vez consigamos tener un pequeño ratito cada día para esas otras actividades.


3) Cuidarnos más
Sí, este último año ha sido un desastre: apenas hemos tenido tiempo de cocinar bien, hemos dejado aparcado completamente el deporte, hemos dormido muy muy mal, ... Encima no paramos de coger los virus que el peque trae de la guardería, por lo que nuestra salud está hecha polvo...
Este próximo año tenemos que comer mejor y retomar, aunque solo sea de forma muy moderada, el deporte.


4) Dormir mejor, 
Muy relacionados con los puntos anteriores, pero quizá el punto que más miedo me da.
El peque tarda más de una hora en dormirse cada noche, y un montón de rato en la siesta. Es muy muy activo y no consigue relajarse. Aun se despierta a tomar teta por la noche, y no he conseguido sacarlo de nuestra cama todavía. Es verdad que hemos hecho pequeños logros, pero no son suficientes: estamos agotados, 17 meses sin dormir bien envejecen a cualquiera.
No quiero aplicar técnicas de dejarle llorar, es muy sensible y sentido, no quiero pasar por eso, no se lo merece. Pero necesitamos soluciones. Por eso poco a poco vamos a ir intentando que duerma en su cama, y que se vaya relajando por si solo con nuestra ayuda. Si a eso le sumamos que vamos a intentar establecer rutinas y que cada vez corre más y está más mayor, entonces creo que el 2015 va a ser el año en el que por fin descansemos un poquito más.


1 ilusión para 2015

Y dejo para el final lo mejor: nuestra ilusión para 2015. Es verdad que estamos aun "empantanados" y que desde que nació el peque no hemos levantado cabeza. Pero, aunque sea un momento caótico en nuestras vidas, es nuestro momento, no queremos esperar mucho más: este será el año de intentar ampliar la familia. Otra vez empezamos donde estábamos hace poco más de 2 años. Ya hemos dado los primeros pasos, y espero que este 2015 sea el año de volver a ver las dos rayitas de un test. Ya os contaré con más detalle esto, jeje.


Ya veis, este año va a ser muy emocionante. 365 días para hacer realidad muchos sueños y para disfrutar de nuestro pequeño tesoro.
¿Y vosotras qué os habéis propuesto?
¡Feliz año a tod@s!

Comentarios