Ir al contenido principal

Las dificultades para encontrar trabajo siendo mamá

Hace algún tiempo convencí a una amiga y tocaya mía para que abriera un blog que os recomiendo, se llama "Actividades para niños".

Aunque es un blog en el que cuenta actividades para hacer con los pequeñajos y lleva muy poquito tiempo, una de sus primeras entradas habla de las ventajas de contratar a una mamá en cualquier empresa. Y me ha hecho pensar:

  • ¿Realmente encontramos problemas las mamás para encontrar trabajo?
  • ¿Supone un lastre en la entrevista de trabajo decir que tenemos hijos?
Por suerte, no he tenido que pasar por ninguna entrevista de trabajo desde que he sido mamá: sigo en la misma empresa, aunque ahora a media jornada, cobrando un sueldo ridículo y con algo de miedo a moverme de donde estoy. Mi situación personal me hace "agarrarme a lo que tengo" antes que salir a buscarme la vida, aunque posiblemente si me pusiera por mi cuenta las cosas resultarían más fáciles (y muy probablemente más rentables económicamente).


Ahora no podría buscar un trabajo que me exigiera jornadas interminables, ni que precisara mucha flexibilidad para viajar. Tampoco podría coger trabajos en según qué horarios, y necesito a toda costa tener flexibilidad a la hora de coger las vacaciones para poder cubrir las vacaciones de la guardería. Al menos uno de la pareja (mi marido o yo) necesitamos un trabajo más flexible.

En estos momentos estando encima embarazada, dudo muchísimo que cualquier empresa me contratara para cualquier trabajo con vistas a más de dos o tres meses.

En nuestro caso, mi marido y yo hemos estudiado lo mismo. Pero soy yo la que tengo un trabajo peor remunerado (con mucha diferencia además), la que decidió en su momento reducir la jornada (por poder mantener la lactancia entre otras cosas) y la que peor parada ha salido laboralmente por la maternidad.
La baja de maternidad es claramente insuficiente si quieres mantener una lactancia más o menos natural y no morir en el intento de sobrevivir en las noches en las que el peque se despierta cada dos horas (en nuestro caso duró más de un año esta maldita fase).

No me arrepiento de nada. De hecho, agradezco con todo mi corazón a mi marido que me haya apoyado en mi decisión de estar a media jornada, aunque eso conlleve medio mísero sueldo menos entrando en nuestra cuenta cada mes. Pero me hace pensar que, aun teniendo todo de mi parte, las madres siempre salimos peor paradas laboralmente.

Muchos pensaréis que una mujer que decide aparcar un poco el trabajo durante la crianza no es feminista o no defiende los derechos de la mujer. Yo creo que es más bien lo contrario: en mi caso particular necesitaba estar con mi hijo, mi naturaleza de mujer exigía pasar todas las horas posibles con mi churumbel. Y sí, esto ha hecho que pase menos horas trabajando y que frene el impulso de mi carrera, pero ya habrá tiempo para otras cosas más adelante: mi peque no va a volver a tener 2 años nunca más, y posiblemente, si este embarazo va bien, no vuelva a estar embarazada de nuevo. El entorno laboral no respeta mis derechos como madre todo lo que debería.

Tal vez sea la hora de cambiar el chip, y revindicar todas esas habilidades que tenemos y que hemos desarrollado gracias a esta experiencia de la maternidad.


Comentarios

  1. Yo estoy ahora de excedencia y sopesando si cambiar de trabajo, pero sé que me costará mucho más encontrar algo ahora que soy madre...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Cuál es tu experiencia? ¡Deja tus comentarios!

Entradas populares de este blog

Alimentos prohibidos en el embarazo

Aquí va un recopilatorio de todos los alimentos "prohibidos" para las embarazadas.
Antes de quedarme embarazada había oído muchas veces que las embarazadas no podían comer jamón. Ilusa de mí, hasta que no me quedé embarazada pensaba que eso era la peor (y casi la única) restricción. Pero ahora tengo una lista grandísima de alimentos que no puedo tomar por diferentes razones. Me he convertido en la persona "rarita" que cuando le invitan a comer comprueba antes todos los etiquetados de la comida mientras se cocina. En fin, que como es sólo temporal, tampoco me va a pasar nada por dejar de comer jamón durante 9 meses (ya me compraré una maza entera para mí sola después del parto, jeje). Aunque sea poco probable coger ninguna de estas enfermedades, prefiero ser cuidadosa y precavida, no me perdonaría haber comido algo que pudiera afectar al bebé.
Cuando empezamos a leer esta enorme lista de alimentos prohibidos, al principio es un poco lioso, por eso es importante cono…

Interpretar los resultados del triple screening

En esta entrada voy a tratar de explicar lo que significan los resultados del triple screening, por si puede ayudar a alguien, y mi experiencia con esta maldita prueba.

¿Cómo interpretar los resultados del triple screening?
El triple screening sirve para determinar grupos de más riesgo de tener bebés con cualquier problema cromosómico: normalmente síndrome de down, síndrome de patau o síndrome de edwars,

Lo primero que tenemos que saber de esta prueba es que no es una prueba diagnóstica (es decir, no te dice si tienes algo o no lo tienes) sino que es una prueba de descarte.
Hace años se asumía que las mujeres embarazadas de más de 35 años tenían más probabilidad de tener estos problemas que las más jóvenes, y entonces a estas mujeres se les llevaba un seguimiento un poco diferente (amniocentesis y más controles). Ahora que la tecnología y las investigaciones han avanzado, han encontrado mejores marcadores que simplemente la edad de la madre, y estos son:
Ecografía de las 12 semanas en l…

UPPAbaby Vista: opinión carrito de bebé

El otro día ya os conté las características que estábamos valorando en los carritos de bebé.

Hoy voy a hablar de uno de los carritos que estamos valorando comprar: el UPPAbaby vista.

Tiene un precio tirando a alto: el carrito con las 3 piezas nos sale por unos 975 euros, con capazo, sillita y grupo 0+ (sillita para el coche) (cuesta unos 100 euros menos si sólo se coge en 2 piezas). Es uno de los carritos tirando a caro, aunque no tanto como el Bugaboo (que sale por ese mismo precio pero sólo tiene capazo y sillita), y de calidad está fenomenal. Hemos leído muy buenas opiniones de este carrito, aunque sobre todo por Internet, ya que es un carrito que está de moda en EEUU pero en España no es apenas conocido.
Sobre el precio al principio me parecía un poco alto, pero también es un cacharro que vamos a usar durante algo más de 2 años y todos los días (y lo que venga después), así que creo que vale la pena gastarnos un poquito más de dinero aquí siempre y cuando sea bastante resistente y…