Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Embarazada y con el pie roto

Si me preguntasen cuál es el peor momento de toda la vida para romperse un pie, tal vez les diría que este mismo en el que estoy: a punto de dar a luz y con un peque de 2 años y mucha energía rondando por casa. Sí, soy gafe, lo sé. Justo en el peor momento de todos... me tuerzo el tobillo y algo hace "crack".

Así estoy ahora, con 40 semanas y 2 días de embarazo, y un pie que no se sabe si está roto y el otro muy dolorido. Con muletas y tripa ¡lo que faltaba!.

El otro día me torcí el tobillo en una escalera. Últimamente andaba muy torpe, y debido a la hiperelasticidad de las embarazadas esto debe ser bastante habitual de hecho.

Al final tuvimos que ir a urgencias, y allí me dijeron que parecía roto, y que había que hacer una radiografía. Pero no es recomendable hacer radiografías en el embarazo, ya que le puede llegar algo de radiación al bebé, aunque siempre protegen mucho y siendo en las extremidades la posibilidad de que le llegue es bastante baja. Aun así, es un problema…

37 semanas de embarazo

Ya estamos en la semana 37 del embarazo. A estas alturas si el peque decide nacer ya será lo suficientemente grande como para no necesitar ayudas (o necesitar muy pocas). Lo ideal es que aguante un par de semanas más, pero... oye, que hace unas pocas semanas este momento lo veía muy lejos, así que estoy super contenta.

Tengo bastantes achaques ya. Menos mal que antes del embarazo estaba bastante en forma, porque no sé por qué cada embarazo me consume más y más... Apenas puedo andar unos pocos minutos al día, y los dolores de cadera, piernas y espalda me persiguen. Aun así, como estoy tranquila y haciendo bastante reposo lo llevo genial.

Ahora las visitas médicas se aceleran, y ya llevo varias semanas con varias visitas al día: a la tocóloga, análisis y tests varios, médico de cabecera, ... Queda muy poco y a estas alturas todo tiene que estar controlado.

El peque se mueve mucho, muchíiiiiisimo. Es una gozada notarlo así, y en cierto modo me da un poco de pena pensar cada día que tal v…