Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Ser madre de un niño de 3 años es decidir qué batallas vas a encarar

Lo digo tal y como lo pienso: "ser madre de un niño de 3 años es decidir qué batallas quieres luchar".

Seguramente las que tengáis churumbeles de esta edad ya os estaréis imaginando a qué me refiero. A esta edad es complicado gestionar las emociones de los niños. Hay muchas cosas a lo largo del día que te gustaría cambiar. Quizá quieras enseñarle demasiadas cosas de golpe al niño. Quizá estáis en dos mundos demasiado alejados.

Y llega un momento en el que piensas que no quieres estar todo el día diciendo que así no se hace algo. Que no hay que gritar por la mañana. Que no hay que jugar a la pelota dentro de casa. Que no hay que subirse a la mesita. Que el ordenador no se toca. Que hay que tratar con cuidado a tu hermano. Que no, que no, que no... Todo el día se convierte en una secuencia de advertencias interminable.

Y todas esas advertencias se quedan en nada para tu hijo. Sí, él se ha inmunizado de tantos "no" al cabo del día. Y ya no sirven para nada.

Quizá alg…

Cómo preparar la habitación del bebé

Hoy (con mis nenes ya más mayores) os voy a hablar de cómo preparar la habitación del bebé (según mi experiencia). Quizá una de las cosas que más nos planteamos los padres cuando vamos a ser primerizos y vemos la tripa ya a punto de explotar, pero que tal vez sería una de las cosas a las que menos atención deberíamos prestar. Simplemente porque los bebés no son tan exigentes con estas cosas como nosotros nos pensamos. Sus necesidades son otras, ya lo verás...

Quizá os choque esta entrada. Es posible que si vas a tener un bebé hayas visto en un montón de revistas de decoración diferentes opciones, y esta que te propongo te suene demasiado diferente a lo que esperas encontrar. Aun así, como para gustos están los colores, no quería pasar sin escribir esto.


Consejo 1: no prepares la habitación del bebé Así, nada más empezar. ¿Y por qué no hacerlo?. Simplemente porque un bebé no se vale por sí mismo y lo vas a tener pegado a ti todo el día. En serio, 24 horas.

Va a dormir en tu habitación…